Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Los callos son un problema común que afecta tanto a las manos como a los pies. Aparecen como resultado del roce o la presión excesiva, lo que provoca que la piel se endurezca y forme ampollas o úlceras. Aunque al principio no causan molestias, con el tiempo pueden volverse dolorosos e interferir en nuestras actividades diarias.

Es importante prevenir la aparición de callos manteniendo nuestros pies limpios y secos, utilizando calzado adecuado y evitando el roce excesivo. Además, existen algunos remedios caseros que pueden ayudarnos a eliminar los callos de forma natural.

Piedra pómez para quitar callos

La piedra pómez es un excelente aliado para eliminar la dureza de los callos. Solo necesitas remojar tus pies en agua caliente durante unos 20 minutos y luego raspar suavemente la piel con la piedra pómez. Recuerda enjuagar bien y no dañar la piel sana.

Quita los callos con limón y ajo

Una mezcla de limón, ajo y manzanilla puede ayudarte a eliminar las células muertas y ablandar los callos. Aplica la mezcla sobre los callos durante unos 20 minutos y luego retírala con agua tibia.

Bicarbonato de sodio y di adiós a los callos

El bicarbonato de sodio es otro remedio efectivo para quitar los callos. Disuelve tres cucharadas de bicarbonato en agua tibia y sumerge tus pies durante 30 minutos.

Cebolla, limón y sal, un método efectivo contra los callos

Una rodaja de cebolla con unas gotas de limón y sal puede ayudar a eliminar las bacterias y las células muertas de los callos. Aplica la mezcla sobre los callos y déjala actuar durante toda la noche.

Tomate para quitar callos

El tomate también puede ser útil para ablandar y eliminar los callos. Aplica la pulpa del tomate sobre los callos, cubre con una venda y deja que actúe durante la noche.

Recuerda que estos remedios caseros pueden ser efectivos, pero requieren paciencia y constancia. Si los callos persisten o causan molestias, es recomendable buscar ayuda profesional para un diagnóstico adecuado.

En Barcelona Quiropráctica encontrarás más información sobre el cuidado de tus pies y cómo tratar problemas como la fascitis plantar, el espolón calcáneo y el dolor en el talón. No dejes que los callos te limiten, ¡disfruta de una vida activa y sin molestias!

Fuente: Farmacia GT

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *