Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor de espalda es un problema común que afecta a personas de todas las edades. Puede ser causado por una mala postura, desgaste de los huesos o lesiones. En este artículo, te mostraremos las enfermedades y padecimientos más comunes que pueden ocasionar este tipo de dolor y cómo puedes aliviarlo.

Dolor de espalda alta

La espalda alta, también conocida como espalda superior, se encuentra entre la base del cuello y la parte inferior de la caja torácica. Las causas más comunes de dolor en esta área incluyen malas posturas, distensión muscular, lesiones traumáticas y pinzamiento de los nervios. Si experimentas dolor de espalda alta y dificultad para respirar, es importante que acudas a un servicio de urgencias, ya que podría ser una emergencia médica.

Dolor de espalda media

La espalda media corresponde a la columna dorsal, que se encuentra en la parte central de la caja torácica. Las posibles causas de dolor en esta área incluyen lesiones en los músculos, discos o ligamentos de la columna, hernias de disco, malas posturas y fracturas de vértebras. Los síntomas más comunes son dolores sordos o agudos, rigidez muscular y entumecimiento u hormigueo en las piernas o brazos.

Dolor de espalda baja

La espalda baja, también conocida como zona lumbar o lumbago, es una parte importante de la columna vertebral que soporta el peso del resto del cuerpo. Las causas más comunes de dolor en esta área incluyen malas posturas al sentarse, lesiones por levantamiento de pesas, accidentes de tráfico, embarazo y lumbalgia. Si experimentas dolor en la espalda baja y los riñones, es importante consultar a un médico para determinar la causa.

Causas comunes del dolor de espalda

Escoliosis

La escoliosis es una malformación de la columna vertebral que provoca una curvatura lateral en forma de C o S. Puede presentarse en niños y adultos, y se corrige mediante el uso de fajas, terapia física y en algunos casos, cirugía. Las causas de la escoliosis pueden ser hereditarias, neuromusculares o degenerativas.

Ciática

La ciática se caracteriza por síntomas de dolor en la parte inferior de la columna vertebral que se extienden hacia las piernas, causando debilidad o adormecimiento. Puede ser causada por presión excesiva o irritación en las terminaciones nerviosas debido a fracturas en los discos vertebrales, infecciones o tumores.

Lumbago

El lumbago es un dolor severo en la parte inferior de la espalda que puede afectar a personas de cualquier edad. Las causas más comunes incluyen lesiones en los músculos y ligamentos de la espalda, hernias de disco, osteoporosis, artritis reumatoide, escoliosis espinal, tumores en la columna vertebral, fracturas, cáncer, espasmos musculares, ciática y estenosis raquídea.

Fibromialgia

La fibromialgia es una condición crónica que causa dolores agudos en ciertos puntos del cuerpo, incluyendo la columna vertebral. Además del dolor en las articulaciones, puede estar acompañada de síndrome del colon irritable, migraña, desórdenes del sueño y cansancio crónico en las piernas.

Enfermedades degenerativas en los discos

Con el paso de los años, las articulaciones, incluyendo la columna vertebral, se deterioran y pierden amortiguación entre los discos intervertebrales. Esto puede causar dolor agudo y pérdida de flexibilidad y elasticidad en ciertas áreas del cuerpo.

Coxidinia

La coxidinia es la inflamación en la parte inferior del coxis, que se encuentra en la parte inferior de la columna vertebral. Puede ser causada por caídas, ejercicios físicos repetitivos, ciática, infecciones, lesiones en el parto, mala posición al sentarse, obesidad y huesos fracturados.

Fracturas de la columna vertebral

Las fracturas de la columna vertebral pueden ocurrir como resultado de traumas o accidentes graves, como caídas o choques de auto. Estas fracturas pueden causar daños graves en los nervios e incluso parálisis en brazos y piernas.

Lesiones de espalda

Existen dos tipos de lesiones de espalda: agudas y crónicas. Las lesiones agudas son fuertes pero de corta duración, mientras que las lesiones crónicas pueden ser severas o leves y estar acompañadas de picazón, calambres y contracturas musculares.

Cómo aliviar el dolor de espalda

Si experimentas dolor de espalda, es importante consultar a un médico para determinar la causa específica y recibir un tratamiento adecuado. Sin embargo, existen algunas medidas generales que puedes tomar para proteger tu espalda:

  • Mantén una buena postura al sentarte.
  • Evita pasar mucho tiempo de pie.
  • Duerme en una superficie que soporte los puntos de tu cuerpo de forma correcta.
  • Utiliza cojines y almohadas para aliviar la presión en áreas específicas de la espalda.
  • Realiza ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la espalda.
  • Evita levantar objetos pesados de forma incorrecta.
  • Consulta a un fisioterapeuta para recibir terapia física y masajes.

Recuerda que cada caso de dolor de espalda es único, por lo que es importante recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados. No ignores el dolor y busca atención médica si el dolor persiste o empeora. ¡Cuida tu espalda y disfruta de una vida sin dolor!

Artículos recomendados

Deja un comentario