Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Existen diversos tipos de dolores de cabeza, pero hoy nos centraremos en las cefaleas cervicogénicas. Estas se caracterizan por un intenso dolor en la cabeza, cuello, hombros y espalda, causado por un desplazamiento de un hueso en el cuello. Representan aproximadamente el 15-20% de todas las cefaleas crónicas y recurrentes.

Síntomas de la cefalea cervicogénica

Los síntomas más comunes de la cefalea cervicogénica incluyen dolor intenso en la cabeza, zona ocular y facial, visión borrosa, mareos, sensibilidad a la luz y al ruido, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, falta de concentración, dificultad en los movimientos, irritabilidad y malestar general.

Tratamientos efectivos

Existen diferentes tratamientos para aliviar el dolor de la cefalea cervicogénica.

Medicamentos

Aunque no hay medicación específica para este tipo de cefalea, se pueden utilizar antidepresivos para cambiar la respuesta de las fibras nerviosas. También se pueden tomar cápsulas de paracetamol o antinflamatorios, aunque su uso debe ser temporal y puntual.

Terapias

Los ejercicios en el cuello realizados por un fisioterapeuta experto y la manipulación de las cervicales son los tratamientos más efectivos para aliviar el dolor.

Inyecciones

Los anestésicos locales, como la toxina botulínica (Botox) y los esteroides inyectados en el cuello, pueden proporcionar un alivio temporal del dolor. También se están estudiando los relajantes musculares como opción de tratamiento.

Cirugía

La cirugía se reserva para casos más agudos y no garantiza una eliminación completa del dolor. Solo se recomienda en situaciones en las que el dolor está en su fase más aguda.

Otras técnicas

Existen también fórmulas alternativas para aliviar el dolor de la cefalea cervicogénica, como la relajación, la meditación o la estimulación.

Causas de la cefalea cervicogénica

Las cefaleas cervicogénicas pueden ser causadas por movimientos bruscos del cuello, posturas incorrectas, golpes o accidentes de tráfico, problemas de espalda como escoliosis o lumbalgias, entre otros.

Si experimentas dolores de cabeza con los síntomas descritos en este artículo, es importante que consultes a un profesional médico y a un fisioterapeuta, quienes podrán recomendarte los mejores tratamientos adaptados a tu caso personal. ¡No sufras más, alivia el dolor de la cefalea cervicogénica y mejora tu calidad de vida!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *