Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

La neuralgia es un dolor agudo y espantoso que sigue la ruta de un nervio y se debe a la irritación o daño al nervio. Es importante entender sus causas y síntomas para poder encontrar el tratamiento adecuado y aliviar el dolor.

Existen diferentes tipos de neuralgia, pero los más comunes son:

  • Neuralgia postherpética: un dolor que continúa después de un brote de herpes zóster.
  • Neuralgia del trigémino: un dolor como una puñalada o un electroshock en parte de la cara.
  • Neuropatía alcohólica.
  • Neuropatía periférica.

Causas de la neuralgia

Las causas de la neuralgia pueden ser diversas, algunas de ellas incluyen:

  • Irritación por químicos.
  • Enfermedad renal crónica.
  • Diabetes.
  • Infecciones como herpes zóster, VIH, enfermedad de Lyme y sífilis.
  • Medicamentos como cisplatino, paclitaxel o vincristina.
  • Porfiria (trastorno de la sangre).
  • Presión sobre los nervios por huesos, ligamentos, vasos sanguíneos o tumores cercanos.
  • Traumatismo, incluyendo cirugía.

En muchos casos, la causa de la neuralgia se desconoce.

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas de la neuralgia pueden variar, pero algunos de los más comunes son:

  • Aumento de la sensibilidad de la piel a lo largo de la ruta del nervio dañado.
  • Dolor agudo o punzante a lo largo del nervio, que puede aparecer y desaparecer o ser constante y ardiente.
  • Debilidad o parálisis de los músculos inervados por el mismo nervio.

Es importante consultar a un proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico preciso. El examen médico puede incluir pruebas de sensibilidad, reflejos y pérdida de masa muscular. Además, se pueden realizar exámenes de sangre, resonancia magnética, estudio de conducción nerviosa y ecografía para encontrar la causa de la neuralgia.

Tratamientos para la neuralgia

El tratamiento de la neuralgia depende de la causa, ubicación y severidad del dolor. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  • Medicamentos para controlar el dolor, como antidepresivos, anticonvulsivos y analgésicos.
  • Inyecciones de medicamentos para aliviar el dolor.
  • Bloqueo de nervios.
  • Fisioterapia.
  • Procedimientos para reducir la sensibilidad en el nervio.
  • Cirugía para aliviar la presión de un nervio.
  • Terapias alternativas como la acupuntura o biorretroalimentación.

Es importante tener en cuenta que algunos tratamientos pueden no mejorar los síntomas y pueden provocar pérdida de sensibilidad o sensaciones anormales.

Pronóstico y complicaciones

La mayoría de las neuralgias no son potencialmente mortales ni son signos de otros trastornos que puedan poner en peligro la vida. Sin embargo, el dolor intenso puede afectar la calidad de vida de las personas. Es recomendable consultar a un especialista en dolor si el dolor no mejora con analgésicos de venta libre.

En algunos casos, la neuralgia puede mejorar por sí sola o desaparecer con el tiempo, incluso sin encontrar la causa. Sin embargo, es importante tener en cuenta las posibles complicaciones, como complicaciones de la cirugía, discapacidad producida por el dolor y efectos secundarios de los medicamentos utilizados para controlar el dolor.

Prevención y cuidado

Para prevenir el daño nervioso en personas con diabetes, es importante mantener un control estricto de la glucemia. En el caso del herpes zóster, los antivirales y la vacuna contra el virus del herpes zóster pueden prevenir la neuralgia.

En conclusión, la neuralgia es un dolor agudo y espantoso que puede afectar a cualquier persona. Es importante buscar atención médica para obtener un diagnóstico preciso y encontrar el tratamiento adecuado. No dejes que el dolor controle tu vida, ¡descubre cómo combatir la neuralgia y vive sin dolor!

Artículos recomendados

Deja un comentario