Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Pasos para calmar el dolor de muela:

  1. Enjuaga tu boca con agua salada tibia: El agua salada tibia puede reducir la inflamación y aliviar el dolor de muela. Haz gárgaras con esta solución durante unos minutos antes de escupirla.

  2. Aplica una bolsa de hielo en tu mejilla: Coloca una bolsa de hielo envuelta en una toalla sobre la mejilla cerca del diente adolorido. El frío puede reducir la inflamación y adormecer el área, proporcionando alivio.

  3. Toma analgésicos de venta libre: Los analgésicos como el ibuprofeno o el acetaminofén pueden ayudar a reducir el dolor de muela. Sigue las indicaciones de dosificación y no excedas la dosis máxima diaria.

  4. Usa aceite de clavo de olor o aceite de menta: Estos aceites esenciales tienen propiedades analgésicas y pueden aliviar el dolor de muela. Aplica una pequeña cantidad en el área afectada.

  5. Evita alimentos y bebidas extremadamente frías o calientes: Los alimentos y bebidas con temperaturas extremas pueden empeorar el dolor de muela. Trata de evitarlos hasta que el dolor desaparezca.

  6. Mantén una buena higiene bucal: Cepilla tus dientes suavemente y usa hilo dental en la zona adolorida para mantener una buena higiene bucal. Además, utiliza un enjuague bucal que contenga alcohol para reducir la inflamación y el dolor.

  7. Consulta a un dentista: Si el dolor de muela persiste, es importante buscar atención médica y dental para identificar la causa subyacente del dolor y recibir el tratamiento adecuado.

Posibles causas del dolor de muela:

  • Caries o infecciones: Las caries pueden causar dolor de muela si no se tratan adecuadamente. Además, una infección dental puede afectar el tejido blando en el centro del diente y causar dolor intenso y sensibilidad dental.

  • Problemas de encías: La enfermedad de las encías puede provocar dolor de muela al exponer la raíz del diente. Esto puede causar sensibilidad dental, especialmente al comer o beber cosas frías o calientes.

  • Desgaste dental: El desgaste dental puede causar sensibilidad dental y dolor al exponer la dentina subyacente. Esto puede ocurrir debido a la edad, hábitos alimentarios, hábitos de masticación y bruxismo.

  • Problemas en la mandíbula: El dolor de muela también puede ser causado por problemas en la mandíbula, como el trastorno temporomandibular (TMD), una lesión o una infección. Estos problemas pueden causar dolor de mandíbula y de dientes, así como dolores de cabeza y oído.

  • Traumatismo: Un golpe o una lesión en la boca pueden dañar los dientes, las encías o la mandíbula, lo que puede provocar dolor de muela.

  • Salida de una muela: La salida de una muela, especialmente la muela del juicio, puede ser dolorosa. A medida que la muela empuja a través de la encía, puede causar inflamación, dolor y sensibilidad dental.

¿Qué tomar para el dolor de muela?

  • Paracetamol: Es un analgésico de venta libre que se utiliza comúnmente para aliviar el dolor leve a moderado de la muela. Actúa reduciendo la producción de ciertas sustancias químicas en el cerebro que causan dolor.

  • Antiinflamatorios no esteroides (AINE): Incluyen medicamentos como el ibuprofeno, naproxeno sódico y aspirina. Estos medicamentos no solo reducen el dolor, sino que también tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación y la hinchazón.

¿Qué hacer si el dolor de muela persiste?

Si el dolor de muela persiste, es importante buscar atención médica y dental para determinar la causa subyacente del dolor. Programa una cita con tu dentista para una evaluación completa y considera un analgésico más fuerte si los remedios caseros y los medicamentos de venta libre no están funcionando. Además, adopta hábitos de higiene bucal adecuados y evita alimentos y bebidas que puedan empeorar el dolor.

¡No sufras más por el dolor de muela! Sigue estos consejos y remedios caseros para aliviar el dolor de forma efectiva y rápida. Recuerda que la consulta con un dentista es fundamental para recibir el tratamiento adecuado y prevenir futuros problemas dentales.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *