Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor de espalda en niños puede ser causado por diferentes motivos, desde malos hábitos hasta enfermedades. Es importante estar alerta y conocer las principales causas para poder prevenirlo y tratarlo a tiempo. En este artículo, te explicaremos cuáles son las principales causas del dolor de espalda en niños, te ofreceremos consejos de prevención y te ayudaremos a determinar cuándo es necesario acudir al médico.

¿Cuáles son las principales causas del dolor de espalda en niños?

El dolor de espalda en niños puede ser provocado por diversas causas, algunas de las cuales son:

  1. Malos hábitos posturales: las malas posturas pueden pasar factura a cualquier edad, incluso en niños. Es importante corregir y evitar las posturas incorrectas de forma reiterada.

  2. Falta de actividad física: llevar una vida sedentaria puede debilitar los músculos de la espalda y favorecer la aparición del dolor.

  3. Sobrepeso u obesidad: el exceso de peso puede sobrecargar el sistema musculoesquelético y provocar molestias en la espalda.

  4. Llevar o levantar un peso excesivo: el peso de la mochila escolar o cualquier otro objeto pesado puede ser la causa del dolor de espalda.

  5. Traumatismos o lesiones: los golpes, caídas o accidentes pueden ser la causa del dolor de espalda en niños.

  6. Estrés o ansiedad: un mal estado emocional puede afectar físicamente y producir dolor de espalda.

  7. Enfermedades: el dolor de espalda en niños también puede ser un síntoma de enfermedades como la escoliosis infantil, la espondilosis o algunos tipos de cáncer.

¿Cómo prevenir el dolor de espalda en niños?

La buena noticia es que muchas de las causas del dolor de espalda en niños se pueden prevenir. Aquí te ofrecemos algunos consejos para cuidar la espalda de los más pequeños:

  • Cuidar la postura: es fundamental mantener una buena higiene postural, tanto en el colegio como en casa. Es importante que los niños mantengan la espalda recta, los pies apoyados en el suelo y los codos sobre la mesa.

  • Fomentar la actividad física: la práctica regular de ejercicio es una de las medidas más eficaces para prevenir el dolor de espalda. Inculcar el deporte desde la infancia es clave para convertirlo en un hábito saludable.

  • Mantener un peso saludable: llevar una alimentación equilibrada y evitar el sobrepeso son clave para prevenir el dolor de espalda en niños.

  • Evitar el exceso de peso en la mochila escolar: es importante que el peso de la mochila no supere el 10% del peso del niño y que se lleve colgada de los dos hombros cerca del cuerpo. También se pueden utilizar mochilas con ruedas o carritos para liberar la espalda del peso.

  • No levantar peso excesivo: en caso de tener que levantar objetos pesados, es importante flexionar las piernas con la espalda recta y acercarse lo máximo posible al objeto.

¿Cuándo es necesario acudir al médico?

Siempre que un niño experimente un dolor fuerte en la espalda sin causa aparente y que no remita, es recomendable acudir al pediatra. Es especialmente importante hacerlo si el niño tiene menos de 10 años o si se presentan síntomas como fiebre, pérdida de peso, problemas al mover las extremidades, cambios posturales o dificultad para controlar los esfínteres. También es recomendable acudir al médico si el dolor se produce por un accidente, una lesión deportiva o malos hábitos.

En la mayoría de los casos, el dolor de espalda en niños desaparece sin tratamiento, pero es importante diagnosticar las causas para iniciar el tratamiento adecuado en casos más graves y evitar complicaciones a largo plazo.

En Instituto Clavel, contamos con más de 20 años de experiencia en patologías de columna. Si tienes alguna duda o necesitas más información sobre el dolor de espalda en niños, no dudes en contactar con nosotros. Estamos aquí para ayudarte. ¡Tu salud es nuestra prioridad!

Contacta con Instituto Clavel aquí

Artículos recomendados

Deja un comentario