Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor lumbar es una afección común que afecta a personas de todas las edades y sexos. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dolor lumbar es especialmente frecuente entre la población de 35 a 65 años [1]. En Chile, las enfermedades musculoesqueléticas, especialmente las de origen lumbar, son la principal causa de ausentismo laboral [2].

¿Qué es la lumbalgia?

La lumbalgia se refiere al dolor de espalda que se produce en la parte baja y que a menudo se irradia a otras áreas del cuerpo. Es importante destacar que la lumbalgia es un síntoma y no una enfermedad en sí misma. Puede ser causada por diversas patologías, que van desde leves a graves [3].

Síntomas y causas de la lumbalgia

Los síntomas más comunes de la lumbalgia incluyen dolor local o irradiado, espasmos musculares y dificultad para moverse. El origen del dolor lumbar puede estar en las vértebras, los discos lumbares o los nervios comprimidos [3].

Las causas más frecuentes de lumbalgia son las alteraciones vertebrales, las contracturas musculares, los problemas degenerativos en los discos intervertebrales y las fracturas por osteoporosis, entre otros [4].

Impacto en la calidad de vida

El dolor lumbar puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de las personas. Las personas que sufren de lumbalgia son más propensas a desarrollar ansiedad y depresión [4]. Además, el dolor crónico en la zona lumbar puede llevar a la discapacidad y al deterioro de la funcionalidad [5].

Prevención y tratamiento

Para prevenir el dolor lumbar, se recomienda mantenerse activo y evitar el sedentarismo. También es importante adoptar una postura adecuada y evitar la sobrecarga de la espalda. En caso de sufrir dolor lumbar agudo, se sugiere aplicar calor o frío en la zona afectada para aliviar el dolor [7].

En cuanto al tratamiento, este debe ser individualizado y multimodal. Puede incluir terapia física, medicamentos y técnicas de medicina física y rehabilitación. En casos más graves, como hernias discales o estenosis espinal, se puede considerar la cirugía como opción de alivio [6].

Diagnóstico y pronóstico

El diagnóstico de la lumbalgia se basa en el historial clínico del paciente y en una evaluación física. En algunos casos, pueden ser necesarias pruebas de imágenes o análisis adicionales para determinar la causa exacta del dolor [8].

Es importante destacar que el 85% de las lumbalgias tienen un buen pronóstico y se resuelven en un plazo de semanas. Solo alrededor del 15% de los casos se vuelven crónicos y requieren un manejo continuo [8].

En resumen, el dolor lumbar es una afección común que afecta a la mayoría de las personas en algún momento de sus vidas. Sin embargo, siguiendo algunas medidas preventivas y buscando un tratamiento adecuado, es posible aliviar y prevenir el dolor lumbar, mejorando así la calidad de vida.

¡No dejes que el dolor lumbar te detenga! ¡Toma medidas hoy mismo para cuidar tu espalda y prevenir futuros problemas!

Artículos recomendados

Deja un comentario