Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor cervical es una molestia frecuente que nos limita y reduce nuestra calidad de vida. Muchas veces este dolor se vuelve crónico con el paso del tiempo.

Factores musculares, ligamentosos y mala postura: causas comunes del dolor de cuello

En muchas ocasiones, el dolor de cuello se debe a factores musculares, ligamentosos o a una mala postura. Incluso dolores de hombro o de mandíbula pueden provocar malas posturas a nivel cervical, lo que resulta en dolor de cuello.

La degeneración de los discos y articulaciones cervicales: una causa frecuente de dolor cervical

Con el paso de los años, se produce la degeneración de los discos y articulaciones cervicales, lo cual es una causa frecuente de dolor cervical. No es raro que estas alteraciones a nivel cervical puedan producir dolores de cabeza o incluso vértigo.

Síntomas del dolor cervical: ubicación y irradiación

El dolor cervical suele localizarse en la parte posterior del cuello y se irradia principalmente a la zona occipital y a la columna dorsal. En algunos casos, este dolor puede irradiarse al hombro o al oído. Incluso algunas cefaleas o mareos pueden tener su origen a nivel cervical.

El origen del dolor cervical inespecífico y su diagnóstico

El dolor cervical inespecífico, es decir, aquel que no viene acompañado de síntomas neurológicos, tiene un origen difícil de determinar. Las pruebas diagnósticas como radiografías o resonancias no suelen ser de mucha ayuda, ya que los cambios degenerativos propios de la edad no permiten identificar la alteración responsable del dolor. Sin embargo, existen indicios que nos pueden hacer pensar en un posible origen del dolor.

Tratamiento del dolor cervical: opciones conservadoras y terapias complementarias

El tratamiento de la cervicalgia inespecífica suele ser conservador, utilizando antiinflamatorios y relajantes musculares como base del tratamiento farmacológico. Además, los fisioterapeutas cuentan con diversas técnicas como ondas, calor seco, punciones y terapia manual para aliviar el dolor. En casos más rebeldes, se pueden utilizar infiltraciones con corticoides o botox de los puntos gatillo, así como la radiofrecuencia cervical.

¡No dejes que el dolor cervical limite tu vida!

El dolor de cuello es una molestia común que puede reducir nuestra calidad de vida. Conocer las causas y opciones de tratamiento nos permite tomar medidas para prevenir y aliviar este dolor. Recuerda que es importante consultar a un médico especialista para un diagnóstico adecuado y un tratamiento personalizado. ¡No permitas que el dolor cervical te detenga!

Artículos recomendados

Deja un comentario