Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

En este artículo, te proporcionaremos toda la información que necesitas saber sobre la baja laboral e incapacidad permanente por lumbalgia crónica. En Fidelitis, estamos aquí para resolver todas tus dudas en materia jurídica y legal.

El tipo de incapacidad laboral que puedes obtener depende de cómo las secuelas de la lumbalgia crónica afecten tu capacidad para trabajar. Actualmente, se han obtenido sentencias favorables de incapacidad laboral por lumbalgia crónica. En la mayoría de los casos, el INSS ha concedido una incapacidad permanente total para la profesión habitual, y en algunos casos, una incapacidad permanente absoluta. Además, si la lumbalgia crónica se acompaña de otras patologías, es posible obtener la dependencia o una pensión por incapacidad laboral en cualquiera de sus grados.

¿Puedo solicitar una revisión de grado si ya tengo concedida una incapacidad laboral por lumbalgia crónica?

Si ha habido un agravamiento de las secuelas de la lumbalgia crónica o has desarrollado una nueva patología, puedes solicitar una revisión de grado por agravamiento para obtener una incapacidad permanente absoluta o una gran invalidez. Esto podría incrementar significativamente tu pensión.

¿Cuánto puedo llegar a cobrar con una incapacidad laboral por lumbalgia crónica?

El importe de la pensión depende del grado de incapacidad laboral que obtengas. En el caso de una incapacidad permanente total, el cálculo se realiza sobre las bases de cotización de los últimos 8 años. Por ejemplo, si tu salario bruto ha sido de 1.500 euros al mes de media, entonces cobrarás una pensión del 55% de los 1.500 euros, es decir, 825 euros brutos. A partir de los 55 años, si no estás trabajando en otro empleo compatible con la pensión, la pensión se incrementará al 75%, es decir, 1.125 euros brutos.

En el caso de una incapacidad permanente absoluta, el cálculo se realiza de la misma manera, por lo que con el mismo ejemplo de salario, cobrarás una pensión de 1.500 euros netos ya que no está sujeta a retención.

Si obtienes una gran invalidez, además del importe de la incapacidad permanente absoluta, recibirás un complemento de mínimo el 45% y hasta un 90% aproximadamente. Por lo tanto, una persona que haya estado cotizando en base a 1.500 euros puede llegar a cobrar una pensión de mínimo 2.175 euros y hasta aproximadamente 2.850 euros.

Es importante destacar que si has cotizado a bases máximas de cotización, las pensiones por gran invalidez pueden superar incluso los 4.500 euros.

¿Qué porcentaje de discapacidad me corresponde si tengo lumbalgia crónica?

El porcentaje o grado de discapacidad se determina según cómo las secuelas de la enfermedad afecten todos los aspectos de tu vida diaria. Con un grado de afectación moderada, puedes obtener un mínimo del 33% de discapacidad. En casos más graves, cuando se presentan otras patologías junto con la lumbalgia crónica, el porcentaje de discapacidad puede superar el 65%.

¿Es posible obtener la dependencia si tengo lumbalgia crónica?

Sí, es posible obtener la dependencia si las secuelas de la lumbalgia crónica afectan la realización de los actos básicos de tu vida diaria, como la higiene, la alimentación y el desplazamiento. Dependiendo del grado de afectación, se puede obtener una dependencia moderada, severa o gran dependencia.

¿Debo informar a mi empresa sobre mi solicitud de incapacidad laboral por lumbalgia crónica?

No estás obligado a informar a tu empresa sobre tu solicitud de incapacidad laboral. Esta información es confidencial y la empresa no se enterará a menos que tú decidas comunicarlo.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral por lumbalgia crónica si estoy trabajando?

No es obligatorio esperar a agotar los plazos de la baja médica para solicitar la incapacidad laboral. De hecho, es preferible no esperar a agotarlos, ya que así tendrás el control de tu expediente y podrás presentar los documentos necesarios en la solicitud. Sin embargo, es recomendable estar bien informado sobre los pasos a seguir y contar con el asesoramiento de abogados especialistas en incapacidad laboral.

¿Puedo solicitar la incapacidad laboral por lumbalgia crónica si estoy jubilado por coeficientes reductores?

Sí, si aún no has cumplido los 65 años, puedes solicitar la incapacidad laboral. En este caso, es probable que obtengas una pensión superior a la que estás cobrando actualmente. Si has superado los 65 años de edad, el caso se complica y puede ser necesario acudir a los tribunales de justicia para demostrar que el hecho causante es anterior a la edad legal de jubilación.

¿Está obligada mi empresa a adaptar mi puesto de trabajo si tengo lumbalgia crónica?

El Real Decreto de marzo de 2019 insta a las empresas a hacer un esfuerzo para adaptar el puesto de trabajo de las personas que sufren lumbalgia crónica. Sin embargo, la adaptación del puesto de trabajo depende de las necesidades y posibilidades de cada empresa. Se recomienda realizar un análisis detallado de las necesidades y posibilidades para llegar al mejor escenario posible para el empleado y la empresa.

¿Puedo compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo si tengo lumbalgia crónica?

Según la Ley General de la Seguridad Social, puedes compatibilizar una pensión por incapacidad laboral con un trabajo siempre y cuando este nuevo trabajo esté especialmente adaptado a las secuelas de tu enfermedad. Si tienes una incapacidad permanente total, no hay problema. Sin embargo, en el caso de una incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, es recomendable buscar empleo en centros especiales que cumplan con los requisitos y realizar los trámites adecuados para compatibilizar la pensión con el nuevo empleo.

¿Qué puedo hacer si soy discriminado por tener lumbalgia crónica?

Si eres discriminado por tener lumbalgia crónica, puedes denunciarlo. Dependiendo del tipo de discriminación, el procedimiento y el organismo al que debes acudir pueden variar. Desde instituciones públicas hasta tribunales de justicia, es importante denunciar para evitar que otros sufran la misma discriminación en el futuro.

¿Qué debo hacer si estoy siendo acosado en el trabajo debido a mi lumbalgia crónica?

El acoso laboral es otra forma de discriminación y, dependiendo del grado, puede incluso ser considerado un delito penal. Lo primero que debes hacer es documentar el acoso con todas las pruebas de las que dispongas. Luego, busca la ayuda de un abogado especialista en acoso laboral para poner fin al hostigamiento y protegerte dentro de tu entorno laboral.

¡Esperamos que esta información te haya sido útil! Si tienes más dudas o necesitas asesoramiento legal, no dudes en contactar con nuestros abogados especializados en incapacidad laboral.

Artículos recomendados

Deja un comentario