Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El Ibuprofeno y el Paracetamol son dos analgésicos comunes que todos solemos tener en nuestro botiquín de primeros auxilios. Ambos medicamentos son efectivos para aliviar el dolor y la fiebre, pero ¿sabes cuál es el más adecuado para cada dolencia?

Ibuprofeno: el antiinflamatorio por excelencia

El Ibuprofeno pertenece al grupo de los AINE o antiinflamatorios no esteroideos. Su acción se basa en inhibir la síntesis de prostaglandinas, responsables de la respuesta inflamatoria y del dolor. Por lo tanto, el Ibuprofeno es ideal para tratar dolencias que cursen con inflamación, como lesiones musculares, artritis, dolores menstruales, migrañas, entre otros.

Es importante destacar que el Ibuprofeno debe tomarse siempre con alimentos, ya que puede ser gastro agresivo. Además, su uso prolongado puede afectar la mucosa digestiva, el riñón y el sistema cardiovascular. La dosis diaria máxima recomendada para adultos es de 1.200mg.

Paracetamol: el analgésico y antipirético

El Paracetamol, por otro lado, pertenece al grupo de los analgésicos y antipiréticos. A diferencia del Ibuprofeno, el Paracetamol no tiene efecto antiinflamatorio. Se utiliza principalmente para el tratamiento del dolor leve o moderado y para disminuir la fiebre. Es comúnmente recetado para dolores de cabeza, síntomas de fiebre o gripe.

Es importante tener en cuenta que el Paracetamol puede ser hepatotóxico en tratamientos prolongados. Por esta razón, se suele alternar con el Ibuprofeno u otros antiinflamatorios en caso de no lograr reducir la fiebre en un intervalo de cuatro horas. La dosis diaria máxima recomendada para adultos es de 3.000mg.

¿Cuál es el más adecuado para ti?

La elección entre el Ibuprofeno y el Paracetamol dependerá de la sintomatología y del origen de tu dolencia. Si tu afección cursa con inflamación, como en el caso de lesiones musculares o artritis, el Ibuprofeno será tu mejor opción. Por otro lado, si tienes dolor leve o moderado y necesitas reducir la fiebre, el Paracetamol será tu aliado.

Recuerda siempre utilizar la medicación correctamente, no abusar de ella y no automedicarte. Además, es importante mantener un uso prudente de los medicamentos para cuidar nuestra salud y bienestar a largo plazo.

No olvides tener en cuenta las dosis recomendadas para niños, adolescentes y adultos. Siempre es mejor consultar a un profesional de la salud antes de tomar cualquier medicamento.

¡Cuida de ti y elige el analgésico adecuado para tus dolencias!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *