Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Una fractura de cadera ocurre cuando se parte el hueso del muslo cerca de la articulación de la cadera. Esta lesión es especialmente común en adultos mayores y puede ser causada por una caída o por el debilitamiento del hueso debido a la edad o a condiciones como la osteoporosis. La fractura de cadera es una lesión grave que causa mucho dolor y puede afectar la movilidad de la persona. Además, puede aumentar el riesgo de otros problemas de salud, como neumonía y coágulos de sangre. Por esta razón, es fundamental controlar el dolor de manera efectiva.

Conoce tus opciones de tratamiento para el dolor por fractura de cadera

Tratamiento usual con medicamentos

El tratamiento más común para el dolor por fractura de cadera es el uso de medicamentos. Algunos de los analgésicos más utilizados son el acetaminofén, los analgésicos opiáceos y los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada uno de estos medicamentos tiene sus propias ventajas y efectos secundarios.

  • El acetaminofén es un analgésico comúnmente utilizado para tratar diferentes tipos de dolor, pero por sí solo puede no ser suficiente para aliviar el dolor de una fractura de cadera.
  • Los analgésicos opiáceos como la morfina y la codeína pueden ser más efectivos para aliviar el dolor intenso, pero también pueden causar efectos secundarios como náuseas, somnolencia y confusión.
  • Los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como el ibuprofeno y el naproxeno pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor, pero también pueden causar efectos secundarios como mareos, náuseas y problemas gastrointestinales.

Otras opciones de tratamiento para controlar el dolor

Además de los medicamentos, existen otras opciones de tratamiento que pueden ayudar a controlar el dolor por fractura de cadera. Algunas de ellas son:

  • Bloqueos nerviosos: En esta técnica, se utiliza un anestésico para adormecer los nervios y aliviar el dolor de manera temporal. Los bloqueos nerviosos pueden ser utilizados antes, durante o después de una operación y pueden proporcionar un alivio más efectivo que los analgésicos tradicionales.
  • Tracción: La tracción es un tratamiento en el que se mantiene una parte del cuerpo en una posición determinada. Aunque su efectividad no está completamente comprobada, puede ser utilizada antes de una operación para aliviar el dolor.
  • Acupresión, terapia de relajación muscular y neuroestimulación: Estas terapias alternativas pueden ayudar a reducir el dolor, pero aún se necesita más investigación para determinar su efectividad en el caso específico de la fractura de cadera.

Toma una decisión informada sobre el tratamiento de tu dolor

Al momento de decidir cómo controlar el dolor por una fractura de cadera, es importante tener en cuenta varios factores. Habla con tu médico y hazle las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento que consideras más adecuadas para mi caso?
  • ¿Cuánto tiempo puedo esperar que el tratamiento alivie mi dolor?
  • ¿Cuánto tiempo necesitaré recibir tratamiento para el dolor?
  • ¿Existen efectos secundarios que deba tener en cuenta en cada opción de tratamiento?

Recuerda que cada persona es diferente y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Lo más importante es tomar una decisión informada y buscar el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *