Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El estrés es una realidad en nuestra sociedad actual. Aunque cada vez hacemos menos esfuerzo físico, las lesiones en el sistema músculo-esquelético son cada vez más frecuentes. Desde tendinitis hasta hernias discales, estas lesiones acechan día a día. Pero, ¿cuál es la causa de estos dolores? ¡El estrés!

La cervicalgia es simplemente dolor en la zona cervical. Este dolor puede venir acompañado de otros síntomas como contracturas musculares, dificultad para mover el cuello, mareos y dolores de cabeza. El estrés y las crispaciones pueden estar relacionados con la aparición de cervicalgias.

Causas de las cervicalgias

Las cervicalgias pueden ser causadas por diversas razones, como malas posturas mantenidas, traumatismos, problemas de la articulación temporomandibular, contracturas musculares y puntos gatillos miofasciales, enfermedades inflamatorias y degenerativas, y disfunciones viscerales.

¿Qué es una disfunción visceral y cómo afecta al sistema músculo-esquelético?

Una disfunción visceral es simplemente el incorrecto funcionamiento de una víscera. Según la medicina oriental, estas disfunciones son producto de alteraciones del flujo de energía en el cuerpo. Las disfunciones viscerales pueden afectar al sistema músculo-esquelético, produciendo diversos trastornos.

Disfunciones viscerales que causan cervicalgias hacia el lado derecho

En el caso de las cervicalgias hacia el lado derecho, las alteraciones del hígado y la vesícula biliar son las principales causas. Estos órganos se ven afectados por la mala alimentación, el estrés y las dificultades de adaptación.

¿Qué alteraciones músculo-esqueléticas producen las disfunciones de hígado y vesícula biliar?

Las alteraciones en el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar pueden producir una contractura de los músculos dorsales del lado derecho, a nivel de las escápulas. Esta contractura puede derivar en bloqueos vertebrales y, si no se trata, en hernias discales a nivel cervical.

Tratamientos para la cervicalgia derecha

La fisioterapia puede ser efectiva en el tratamiento de trastornos músculo-esqueléticos como la rigidez de la zona dorsal derecha y las contracturas que producen los bloqueos vertebrales. Además, es importante regular el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar.

Alimentación, nutrición y limpieza para la disfunción de hígado y vesícula biliar

Modificar los hábitos alimenticios y eliminar alimentos dañinos para el hígado y la vesícula es fundamental. Además, una limpieza de hígado y vesícula puede ser beneficiosa. También se puede recurrir a la fitoterapia o tratamiento con plantas medicinales para regular el funcionamiento de estos órganos.

Gestión de las emociones

No podemos olvidar la importancia de gestionar nuestras emociones. Ser consciente de nuestros problemas emocionales y buscar el control del estrés y los enfados puede ayudar a disminuir los síntomas de la cervicalgia.

En resumen, el estrés puede tener un impacto significativo en nuestra salud y en el sistema músculo-esquelético. Es importante buscar formas de aliviar el estrés y tratar las disfunciones viscerales para reducir los síntomas de la cervicalgia. ¡No dejes que el estrés te afecte, toma el control de tu salud y bienestar!

Artículos recomendados

Deja un comentario