Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Si sufres de dolores de espalda, no estás solo. El 80% de la población experimentará dolor de espalda en algún momento de su vida. Pero no te preocupes, existen tratamientos efectivos que pueden aliviar o incluso eliminar tus molestias.

La lumbalgia es un dolor en la parte baja de la espalda, en la zona de las vértebras lumbares, que puede irradiar hacia otras partes del cuerpo. Los síntomas pueden variar dependiendo de la causa del dolor:

  1. Dolor fuerte y punzante en la parte inferior de la espalda: este tipo de dolor, conocido como lumbalgia, puede ser tan intenso que te impida caminar o levantarte. También puede irradiar hacia la ingle y la nalga, causando espasmos musculares. Suele ser causado por una distensión muscular o una micro-rotura fibrilar.

  2. Dolor persistente en una de las piernas que llega hasta el pie: este tipo de dolor es característico de la ciática. Persiste durante días y puede ser especialmente molesto en la parte baja de la pierna y el pie. También puede causar entumecimiento y dificultad para moverse. La causa más común de la ciática es la compresión del nervio ciático, generalmente debido a una hernia discal, una espondilolistesis o una discartrosis.

  3. Dolor leve y continuo en la zona lumbar, con episodios de dolor intenso o espasmos: este tipo de dolor suele ser causado por degeneraciones de los discos intervertebrales. Los discos deteriorados pueden provocar inflamación y una leve inestabilidad en la zona. El dolor empeora al estar sentado o de pie, pero mejora al caminar o cambiar de posición.

  4. Dolor agudo por la mañana y al final del día: este tipo de dolor es común en personas mayores y suele causar entumecimiento y pérdida de flexibilidad en la zona lumbar. Se debe a un cuadro de artrosis en la columna.

  5. Dolor de espalda repentino, pérdida de flexibilidad y sensación de medir menos: este tipo de dolor es típico en personas mayores y se debe a un aplastamiento vertebral causado por la osteoporosis. El dolor se intensifica al caminar o estar de pie, pero mejora al estar acostado boca arriba.

¿Cuáles son los tratamientos disponibles?

Afortunadamente, todas estas patologías tienen tratamiento. La medicación y la fisioterapia pueden aliviar o eliminar las molestias en la mayoría de los casos. En aquellos casos en los que se requiere cirugía, existen técnicas mínimamente invasivas que pueden corregir estos dolores con excelentes resultados y un periodo de recuperación más breve.

Es importante destacar que un diagnóstico precoz es fundamental para obtener buenos resultados en el tratamiento de estas patologías. Por eso, es recomendable que un especialista realice revisiones de control, especialmente en niños, para detectar cualquier alteración congénita que pueda manifestarse más adelante.

No dejes que el dolor de espalda te limite. Busca ayuda y encuentra el tratamiento adecuado para ti. ¡Recupera tu calidad de vida y olvídate de los dolores de espalda!

Artículos recomendados

Deja un comentario