Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

La lumbalgia y la cervicalgia son dos dolencias muy comunes que afectan a millones de personas en todo el mundo. Estos dolores en la zona lumbar y cervical pueden ser extremadamente incapacitantes y afectar significativamente la calidad de vida. ¡Pero no te preocupes! En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre estas afecciones y cómo tratarlas.

La lumbalgia es el término utilizado para referirse al dolor en la zona lumbar. Es uno de los síntomas más comunes y puede ser causado por diversas razones. En muchos casos, el dolor lumbar agudo se debe a una contractura muscular o un mal gesto, y mejora sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, es importante descartar otras posibles causas más graves, como fracturas vertebrales, infecciones o cáncer.

En el caso de la lumbalgia crónica, que persiste durante más de tres meses, las causas más frecuentes suelen ser la artrosis, la escoliosis, las hernias discales o el canal estrecho lumbar. Es fundamental determinar la causa del dolor para poder establecer un tratamiento adecuado.

¿Cómo puede ayudarte un reumatólogo?

El reumatólogo es el especialista indicado para diagnosticar y tratar el dolor lumbar no traumático. A través de la historia clínica, la exploración física y, en algunos casos, pruebas de imagen, el reumatólogo podrá determinar el origen del dolor y establecer un pronóstico y tratamiento específico. Además, su labor también implica descartar enfermedades graves o importantes que puedan estar causando la lumbalgia.

El objetivo del tratamiento del dolor lumbar es eliminar la causa del dolor, reducir o eliminar el dolor en sí mismo y prevenir la pérdida de funcionalidad. Los tratamientos disponibles van desde medidas físicas y hábitos saludables, como la pérdida de peso, el uso de fajas o el ejercicio físico, hasta medicamentos analgésicos y antiinflamatorios. En casos más graves, se pueden utilizar derivados de la morfina.

¿Qué es la cervicalgia?

La cervicalgia se refiere al dolor en la zona de las cervicales, es decir, en el cuello. Al igual que la lumbalgia, es una afección muy común y puede ser extremadamente incapacitante. Las principales causas de la cervicalgia son la artrosis cervical, la discopatía cervical o cervicobraquialgia y el síndrome cervicocefálico.

La artrosis cervical se caracteriza por un dolor que empeora con el movimiento y mejora con el reposo. Por otro lado, la discopatía cervical o cervicobraquialgia se produce por el pinzamiento e inflamación de una raíz nerviosa en la columna cervical, y puede ir acompañada de dolor en el hombro, brazo e incluso la mano. Por último, el síndrome cervicocefálico se caracteriza por una contractura muscular persistente en la región cervical posterior, que puede causar dolor de cabeza y mareos.

¿Cómo puede ayudarte un reumatólogo?

El reumatólogo es el especialista indicado para diagnosticar y tratar la cervicalgia. A través de la historia clínica y la exploración física, podrá determinar la causa del dolor y, en algunos casos, realizar pruebas de imagen para confirmar el diagnóstico. Es importante destacar que los hallazgos en las imágenes no siempre son la causa del dolor, por lo que es fundamental tener en cuenta los síntomas y la exploración física.

El tratamiento de la cervicalgia puede incluir ejercicios reglados, analgésicos y, en casos más graves, cirugía. Además, se pueden utilizar terapias térmicas y masajes descontracturantes para aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida.

En conclusión, la lumbalgia y la cervicalgia son dolencias comunes que pueden afectar significativamente la calidad de vida. Sin embargo, con el diagnóstico y tratamiento adecuados por parte de un reumatólogo, es posible aliviar el dolor y mejorar la funcionalidad. No dudes en consultar a un especialista si sufres de estos dolores, ¡tu bienestar está en juego!

Artículos recomendados

Deja un comentario