Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

La enfermedad de Lyme es una afección causada por una bacteria transmitida por la garrapata del ciervo. Esta enfermedad puede afectar la piel, el sistema nervioso, el corazón y las articulaciones de una persona. Desde que se hizo obligatorio notificar los casos de la enfermedad en 1986, el Departamento de Salud del Estado de Nueva York ha registrado más de 45,000 casos.

¿Quiénes están en riesgo?

Cualquier persona puede contraer la enfermedad de Lyme, pero aquellos que pasan tiempo al aire libre en áreas con césped y bosques tienen un mayor riesgo de exposición. Las garrapatas del ciervo son más activas en ciertas épocas del año, por lo que las probabilidades de ser picado son mayores durante esos períodos. Es importante tener en cuenta que las garrapatas pueden transmitir la enfermedad tanto en su etapa ninfal como en su etapa adulta.

¿Cómo se contagia la enfermedad?

No todas las garrapatas del ciervo están infectadas con la bacteria que causa la enfermedad de Lyme. Estas garrapatas pueden infectarse al alimentarse de animales pequeños infectados. La enfermedad se transmite cuando una garrapata infectada pica a una persona y permanece prendida a ella durante un tiempo. En la mayoría de los casos, la garrapata debe estar prendida durante al menos 36 horas para que la bacteria se transmita. Es importante destacar que la enfermedad de Lyme no se transmite de persona a persona.

¿Cuáles son los síntomas?

En la etapa inicial de la enfermedad de Lyme, que ocurre en el 60-80% de los casos, puede aparecer una erupción en forma de ojo de buey alrededor del lugar de la picadura. Otros síntomas comunes incluyen escalofríos, fiebre, dolor de cabeza, fatiga, dolor muscular y articular, y hinchazón de los ganglios linfáticos. Si la enfermedad no se trata en esta etapa, pueden aparecer síntomas más graves, como fatiga intensa, parálisis facial y problemas cardíacos y neurológicos.

¿Cuándo aparecen los síntomas?

Los síntomas iniciales de la enfermedad de Lyme pueden aparecer entre 3 y 30 días después de la picadura de la garrapata.

¿La enfermedad de Lyme crea inmunidad?

A diferencia de otras infecciones, la enfermedad de Lyme no crea inmunidad. Incluso si una persona ha sido tratada con éxito, puede volver a infectarse si es picada por otra garrapata infectada.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento temprano con antibióticos puede llevar a una curación completa en la mayoría de los casos. Sin embargo, si el tratamiento se retrasa, las posibilidades de una cura total se reducen.

¿Cómo se puede prevenir la enfermedad?

Si te encuentras en un área infestada de garrapatas, como bosques o áreas con césped, es importante tomar precauciones para evitar las picaduras. Esto incluye usar ropa de colores claros para detectar las garrapatas fácilmente, meter el borde de los pantalones dentro de las medias y la camisa dentro de los pantalones, y revisar la ropa y la piel cada dos o tres horas al estar al aire libre. También es recomendable utilizar repelentes contra insectos, pero es importante seguir las indicaciones de la etiqueta y aplicar el repelente en cantidades adecuadas.

¿Cómo se debe quitar una garrapata?

Si encuentras una garrapata prendida a tu piel, debes sujetarla con pinzas cerca de la boca y retirarla con un movimiento uniforme y hacia arriba. No debes aplastar ni agujerear el cuerpo de la garrapata, ya que esto puede aumentar el riesgo de infección. Después de retirar la garrapata, es importante desinfectar bien el área de la picadura y lavarse las manos. Si no estás seguro de haber retirado la garrapata por completo, es recomendable consultar a un médico.

Recuerda que la prevención y la detección temprana son clave para evitar complicaciones relacionadas con la enfermedad de Lyme. Si experimentas síntomas o tienes alguna preocupación, no dudes en buscar atención médica.

Artículos recomendados

Deja un comentario