Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El pH o potencial de hidrógeno es un valor utilizado para medir la acidez o alcalinidad de una sustancia. Se mide en una escala del 0 al 14, donde 7 es neutro, menos de 7 es ácido y más de 7 es alcalino. El pH del cuerpo humano es crucial para su correcto funcionamiento y salud.

El impacto del pH en tu cuerpo

El pH de la sangre debe oscilar entre 7.35 y 7.45 para mantener un equilibrio óptimo. Sin embargo, factores como la contaminación atmosférica, los malos hábitos alimenticios y el estrés pueden acidificar el cuerpo y alterar este equilibrio. Cuando esto sucede, la sangre reacciona y roba nutrientes de otros órganos vitales para compensar el desequilibrio.

La importancia de la nutrición en el equilibrio ácido-base

La nutrición juega un papel vital en el equilibrio ácido-base del cuerpo. Algunos nutrientes tienen la capacidad de acidificar, mientras que otros tienen la capacidad de alcalinizar. Es importante destacar que los alimentos se clasifican según su efecto en el cuerpo después de la digestión, no según su pH. Por ejemplo, los cítricos, a pesar de tener un sabor ácido, tienen un efecto alcalino en el organismo.

Alimentos alcalinos y ácidos

Los alimentos alcalinos son aquellos que promueven un ambiente alcalino en el cuerpo. Estos incluyen verduras como el brócoli, la zanahoria, la col y la espinaca, así como frutas como la sandía, la manzana y el tomate. También se encuentran en esta categoría alimentos con proteína como el huevo, el queso cottage y el tofu.

Por otro lado, los alimentos ácidos son aquellos que promueven un ambiente ácido en el cuerpo. Estos incluyen verduras como la espinaca cocida, las ciruelas pasas y los jugos procesados, así como cereales como el maíz y el arroz blanco. También se encuentran en esta categoría alimentos con proteína como la carne de res y el pescado.

Los peligros de un pH ácido

Un pH ácido puede tener diversas consecuencias negativas en la salud, como la disminución de la actividad del sistema inmune, la calcificación de los vasos sanguíneos, la pérdida de masa ósea y muscular, la fatiga crónica, los dolores musculares, la caída del cabello, el deterioro de las uñas, la piel irritada y el cansancio generalizado.

Equilibra tu pH para una mejor salud

Para mantener un equilibrio óptimo en el pH del cuerpo, es recomendable que la alimentación esté compuesta por un 20 a 25% de alimentos ácidos y un 75 a 80% de alimentos alcalinos. De esta manera, se puede crear un ambiente equilibrado en el interior del cuerpo, protegiéndolo de enfermedades y del deterioro celular.

¡Empieza a cuidar tu pH hoy mismo!

Ahora que conoces la importancia del equilibrio ácido-base en tu cuerpo, es momento de tomar acción. Incorpora más alimentos alcalinos en tu dieta, como verduras y frutas, y reduce el consumo de alimentos ácidos, como carnes y alimentos procesados. Tu salud te lo agradecerá. ¡No esperes más y empieza a cuidar tu pH desde ahora!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *