Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El lumbago, también conocido como dolor de espalda, es una dolencia que afecta principalmente a la zona inferior de la espalda. ¿Quieres saber más sobre esta molestia y cómo evitarla? ¡Sigue leyendo!

El lumbago se caracteriza por ser un dolor que se irradia desde la espalda y puede tener diferentes causas. Según su duración, se clasifica en tres tipos:

  • Lumbago agudo: dura menos de un mes.
  • Lumbago subagudo: dura entre uno y tres meses.
  • Lumbago crónico: dura más de 12 semanas.

Síntomas y diagnóstico del lumbago

El lumbago se manifiesta con un dolor que puede extenderse hacia diferentes áreas del cuerpo, como el muslo, la ciática, la ingle, las caderas o las nalgas. Dependiendo de su gravedad, puede dificultar la realización de las actividades diarias.

El diagnóstico del lumbago se realiza a través de un análisis objetivo y la historia clínica del paciente. En algunos casos, pueden ser necesarias pruebas adicionales como radiografías, resonancias magnéticas o extracciones de sangre.

Causas y prevención del lumbago

Las causas del lumbago pueden variar, pero las más comunes son pequeñas lesiones, distensiones, contracturas, esguinces o ciática. Además, factores como el tabaquismo, el sobrepeso, el estrés, el sedentarismo o una postura incorrecta pueden aumentar el riesgo de padecer esta dolencia.

Para prevenir el lumbago, es recomendable practicar actividad física regularmente, mejorar la postura, controlar el estrés, mantener un peso saludable, dejar de fumar y aprender a levantar pesos de manera correcta. También es importante utilizar un colchón adecuado y evitar el uso de zapatos de tacón.

Tratamientos y especialistas para el lumbago

El tratamiento del lumbago puede incluir medicamentos para el dolor, sesiones de fisioterapia, masajes y aplicaciones de calor o hielo en las zonas afectadas. En casos más graves, como hernias discales o estenosis espinal, puede ser necesaria la ozonoterapia o incluso la cirugía.

Dependiendo de la naturaleza y las causas del lumbago, el médico de atención primaria puede derivar al paciente a diferentes especialistas, como ortopedas, fisioterapeutas, cirujanos, dentistas, neurólogos o psicólogos.

¡No dejes que el lumbago te detenga! Conoce más sobre esta dolencia y cómo prevenirla para mantener una espalda sana y libre de dolor. Recuerda que la prevención y el cuidado son fundamentales para disfrutar de una buena calidad de vida. ¡Cuida tu espalda y vive sin limitaciones!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *