Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor neuropático es una condición en la que el sistema nervioso interpreta estímulos sensoriales normales como sensaciones extremadamente dolorosas. A diferencia del dolor común, el dolor neuropático no tiene una función protectora o de alerta, sino que es una enfermedad del sistema nervioso.

El dolor neuropático se refiere al dolor generado en el sistema nervioso central o periférico sin que exista una amenaza real. Este tipo de dolor no tiene ninguna utilidad y no nos protege. Es importante entender que el dolor neuropático es una enfermedad del sistema nervioso.

¿Por qué aparece el dolor neuropático?

El dolor neuropático aparece debido al funcionamiento anómalo del sistema nervioso encargado de procesar y analizar los estímulos externos dolorosos. En condiciones normales, estos estímulos solo actúan como señales de alarma. Sin embargo, en el caso del dolor neuropático, se producen sensaciones eléctricas, quemantes, hormigueantes, entre otras, que no tienen una causa real.

¿Cuáles son los síntomas del dolor neuropático?

El dolor neuropático se manifiesta de diversas formas, como sensaciones de quemazón, frío intenso, hormigueo, adormecimiento, acorchamiento, pesadez excesiva o falta de sensibilidad en la zona afectada. También puede haber hipersensibilidad, donde el menor roce desencadena un dolor insoportable. Estos síntomas indican una afectación de los circuitos neuronales de la médula espinal, lo que dificulta el tratamiento y control del dolor.

¿Cuáles son las causas del dolor neuropático?

El dolor neuropático puede tener diversas causas, como la compresión de nervios periféricos, el síndrome de dolor regional complejo, la polineuropatía diabética, la neuralgia postherpética, entre otras. En algunos casos, el dolor neuropático está asociado a enfermedades como el cáncer, accidentes cardiovasculares o ictus cerebral.

Diagnóstico y tratamiento del dolor neuropático

El diagnóstico del dolor neuropático no es fácil y su control se vuelve más complejo con el tiempo. Es importante consultar a un médico de atención primaria o a un especialista en dolor para obtener un diagnóstico adecuado. En las Unidades del Dolor, se ofrecen tratamientos avanzados para controlar los síntomas del dolor neuropático.

Los tratamientos farmacológicos más utilizados incluyen antidepresivos tricíclicos, antidepresivos inhibidores de recaptación de NA y SER, fármacos antiepilépticos, opioides menores y mayores, y anestésicos locales. También se están estudiando otros enfoques como el uso de capsaicina en crema o parches.

Es importante tener en cuenta que el dolor neuropático es crónico y puede acompañarnos durante mucho tiempo. Los planes de tratamiento farmacológico están diseñados para actuar de manera preventiva y reducir la intensidad del dolor. Además, se pueden considerar procedimientos quirúrgicos y se recomienda realizar ejercicio físico bajo supervisión médica y buscar apoyo psicológico.

¡No dejes que el dolor neuropático controle tu vida! Consulta a un especialista y descubre las opciones de tratamiento disponibles para mejorar tu calidad de vida.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *