Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor lumbar crónico, también conocido como "lumbago", es una afección que afecta a la zona lumbar baja y se prolonga en el tiempo, considerándose crónico a partir de 6 meses de duración. Suele aparecer a partir de los 40 años debido a la degeneración de las vértebras y articulaciones. Afortunadamente, existen medidas preventivas y tratamientos efectivos para aliviar este tipo de dolor.

Causas del dolor lumbar crónico: ¿a qué se debe?

El dolor lumbar crónico puede ser causado por el desgaste de los discos intervertebrales, las articulaciones o incluso los órganos que rodean la columna vertebral. También puede ser originado por distensiones, desgarros, espasmos musculares, fracturas, osteoporosis o la compresión del nervio ciático. Las causas pueden ser fáciles de identificar en algunos casos, pero también pueden ser la consecuencia de varias patologías simultáneas.

Síntomas del dolor lumbar crónico y qué tomar para el dolor lumbar fuerte

Los síntomas más comunes del dolor lumbar crónico incluyen un dolor prolongado en la zona lumbar que puede irradiarse hacia otras áreas como los glúteos, muslos o ingles. Además, dificulta la capacidad de ponerse de pie, caminar, correr o realizar actividades cotidianas. Si experimentas estos síntomas, es importante buscar atención médica y recibir el tratamiento adecuado.

Tratamiento: ¿cómo tratar y quitar el dolor lumbar crónico?

Existen diferentes enfoques para tratar y aliviar el dolor lumbar crónico. Algunas opciones incluyen:

  • Estabilización de la columna lumbar mediante el uso de fajas o corsés y la tonificación de la musculatura abdominal y espinal a través de ejercicios isométricos.
  • Medidas de higiene postural, como utilizar mobiliario ergonómico en el lugar de trabajo y evitar flexionar la columna hacia delante.
  • Utilizar antiinflamatorios, analgésicos y relajantes musculares en los periodos de reagudización del dolor.
  • Aplicar corrientes, masajes, tracciones y fuentes de calor en rehabilitación para mejorar temporalmente los síntomas.
  • Aplicar frío seco seguido de calor en la zona afectada, siempre respetando los tiempos recomendados.
  • Evitar el reposo total y mantenerse activo para favorecer la recuperación y prevenir futuros episodios de dolor.
  • Recurrir a técnicas como fisioterapia, rehabilitación, reducción del estrés, yoga o taichí.
  • En casos más graves, se pueden realizar infiltraciones periarticulares de anestésico local y corticoesteroides, o incluso la denervación percutánea del ramo posterior, rizolisis, que puede aliviar los síntomas durante un periodo prolongado de tiempo.

Unidad del Dolor para aliviar el dolor de lumbago

Si el dolor lumbar crónico persiste y afecta tu calidad de vida, es recomendable buscar ayuda de profesionales especializados en la Unidad del Dolor. Ellos podrán evaluar tu situación y ofrecerte una solución médica y profesional definitiva para aliviar el dolor y recuperar tu bienestar.

No dejes que el dolor lumbar crónico te limite. ¡Toma medidas y recupera tu calidad de vida hoy mismo!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *