Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor de espalda es una molestia que la mayoría de los adultos ha experimentado en algún momento de su vida. En algunos casos, el diagnóstico es claro y se debe a una enfermedad o lesión específica en la espalda. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la causa del dolor lumbar no es fácilmente identificable, lo que se conoce como "dolor de espalda no específico".

¿Por qué es tan común el dolor de espalda?

El dolor de espalda no específico es extremadamente común, afectando a más del 80% de los pacientes. A veces, el dolor es tan intenso que afecta la capacidad de la persona para realizar su trabajo. De hecho, según un informe de una compañía aseguradora médica alemana, aproximadamente una décima parte de los días de baja laboral se deben a enfermedades de la columna vertebral y la espalda.

¿Qué hacer si tienes dolor de espalda?

Si experimentas dolor de espalda y no conoces su origen, es importante acudir al médico para que realice un chequeo exhaustivo. El médico podrá determinar si el dolor es no específico o si hay alguna lesión en la estructura de tu espalda. Para prepararte para la cita, es recomendable descargar una lista de comprobación que te ayudará a proporcionar toda la información relevante.

El dolor de espalda recurrente

Aunque el dolor de espalda puede desaparecer por sí solo en la fase aguda, es común que reaparezca después de unos meses. De hecho, hasta el 84% de los pacientes experimentan un dolor recurrente en el plazo de un año. Si el dolor persiste durante más de tres meses, se considera dolor de espalda crónico. Es importante tomar medidas terapéuticas constantes, incluso en las fases sin dolor, para mantener la salud de la espalda a largo plazo.

Causas y factores de riesgo del dolor de espalda

El dolor de espalda puede afectar a cualquier persona, pero hay ciertos grupos laborales que presentan un mayor riesgo, como los trabajadores de la construcción, del metal, los peluqueros y los trabajadores de la hostelería. Además, ciertas actividades como los deportes de motor, la equitación y el remo también pueden causar dolor en la espalda. Las posturas inapropiadas, el transporte de cargas pesadas y la debilidad muscular también pueden contribuir al dolor de espalda.

La importancia de abordar el estrés y la inestabilidad

Cuando se trata de dolor de espalda, no solo se debe considerar el cuerpo, sino también la situación y el estilo de vida de la persona. El estrés y la inestabilidad emocional pueden influir en la salud física y contribuir al dolor de espalda. Por lo tanto, es importante abordar activamente los problemas de espalda y buscar formas de reducir el estrés y promover la relajación y la resiliencia mental.

Medidas para aliviar el dolor de espalda

Existen diferentes medidas que se pueden tomar para aliviar el dolor de espalda, como el uso de analgésicos en casos agudos e intensos. Sin embargo, estas no son soluciones a largo plazo. Lo más efectivo es adoptar un enfoque holístico que incluya el fortalecimiento de los músculos, la liberación de la tensión, la reducción del estrés y la promoción del movimiento y la relajación. Además, el uso de productos ortopédicos como vendajes y ortesis puede proporcionar apoyo adicional a la espalda y ayudar a mantener una postura saludable.

¡Recupera tu espalda sana y sin dolor!

El dolor de espalda no tiene por qué ser una carga constante en tu vida. Con los consejos y medidas adecuadas, puedes aliviar el dolor y fortalecer tu espalda para disfrutar de una vida sin molestias. No dudes en consultar a tu médico y explorar opciones como la terapia de espalda de Bauerfeind, que combina diferentes medidas para proporcionar un enfoque completo y efectivo para el tratamiento del dolor de espalda. ¡No dejes que el dolor te detenga, toma el control de tu espalda y vive sin limitaciones!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *