Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor cervical es una molestia que afecta a la parte más alta de la columna vertebral, conocida como columna cervical. Esta región está compuesta por siete vértebras y es responsable de mover y posicionar la cabeza de manera óptima para llevar a cabo diferentes actividades diarias como trabajar, conducir o leer.

¿Cuáles son las causas del dolor cervical?

El dolor cervical puede ser causado por actividades cotidianas como pasar mucho tiempo agachado sobre un escritorio, dormir en una mala posición, girar bruscamente el cuello durante la práctica deportiva o levantar objetos pesados de forma incorrecta. También puede ser resultado de lesiones graves como fracturas vertebrales, latigazo cervical o parálisis, así como afecciones médicas como fibromialgia, artritis cervical o espondilosis.

¿Cuáles son los síntomas del dolor cervical?

Los síntomas del dolor cervical pueden variar, pero los más comunes incluyen dolor localizado en el cuello, dolor que se irradia hacia uno o ambos brazos, cefalea (dolor de cabeza), sensación de mareo al cambiar de posición y náuseas. En casos más graves, puede haber compresión en la médula espinal.

¿Cómo se diagnostica el dolor cervical?

Para diagnosticar el dolor cervical, es necesario acudir a un especialista que realizará un examen físico y preguntas sobre el origen y frecuencia del dolor. También pueden realizarse pruebas médicas como radiografías, tomografías computarizadas, análisis de sangre y resonancias magnéticas.

¿Cómo se trata el dolor cervical?

El tratamiento del dolor cervical puede ser conservador o quirúrgico, dependiendo de la gravedad del caso. En el tratamiento conservador, se busca controlar las molestias cervicales mediante técnicas fisioterapéuticas como masajes, terapias locales de calor y ejercicios de flexoextensión del cuello. También se recomienda mantener una buena postura y evitar levantar objetos pesados. En casos más graves, puede ser necesaria la cirugía para aliviar la presión en los nervios y la médula espinal.

¿Se puede prevenir el dolor cervical?

La mejor manera de prevenir el dolor cervical es evitar los factores de riesgo, como mantener una buena postura y evitar actividades que puedan dañar la columna cervical. Mantener una buena higiene postural y realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramientos pueden ayudar a prevenir el dolor cervical.

¿Qué especialista trata el dolor cervical?

El dolor cervical puede ser tratado por diferentes especialistas, como reumatólogos, traumatólogos, especialistas en unidad del dolor, osteópatas, acupunturistas y fisioterapeutas. Cada caso es único y el especialista adecuado dependerá del diagnóstico y tratamiento necesario.

¡No dejes que el dolor cervical controle tu vida! Busca ayuda especializada y recupera tu calidad de vida. Recuerda que la prevención y el tratamiento adecuado son clave para superar este problema.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *