Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El cáncer de pulmón es una enfermedad devastadora que puede ser difícil de detectar en sus etapas iniciales. Muchas veces, los síntomas no son evidentes hasta que la enfermedad está más avanzada. Sin embargo, existen signos sorprendentes que pueden indicar la presencia de cáncer de pulmón. ¡Sigue leyendo para conocerlos!

No es sorprendente que el tabaquismo sea una de las principales causas de cáncer de pulmón. De hecho, el 80% de las muertes por esta enfermedad en mujeres y el 90% en hombres están relacionadas con el consumo de tabaco. Los fumadores tienen una probabilidad mucho mayor de desarrollar cáncer de pulmón en comparación con los no fumadores.

Pero el tabaquismo no es la única causa de esta enfermedad. Los no fumadores también pueden padecer cáncer de pulmón debido a la exposición al gas radón y a agentes cancerígenos relacionados con el trabajo. Incluso los no fumadores expuestos al humo de segunda mano tienen un riesgo aumentado de desarrollar cáncer de pulmón.

Síntomas comunes del cáncer de pulmón

Existen varios síntomas comunes relacionados con el cáncer de pulmón que pueden aparecer después de que la enfermedad haya estado creciendo durante un tiempo. Algunos de estos síntomas incluyen:

  • Tos persistente: una tos que no desaparece o empeora y no está relacionada con una infección pulmonar.
  • Falta de aire: sensación de no poder respirar o de no obtener suficiente aire.
  • Tos con mucosidad sanguinolenta: tos con flemas o mucosidades teñidas de sangre.
  • Dolor en el pecho: dolor que empeora al reír, toser o respirar profundamente.
  • Sibilancias: sonido agudo y silbante al exhalar.
  • Infecciones pulmonares recurrentes: neumonía o bronquitis que no desaparecen.
  • Ronquera: voz ronca sin motivo aparente.

Signos y síntomas inesperados del cáncer de pulmón

Lo sorprendente es que el cáncer de pulmón puede presentar signos y síntomas que no están relacionados directamente con los pulmones. Estos síntomas pueden ser indicativos de la presencia de esta enfermedad. Algunos de los signos inesperados incluyen:

  • Dolor en el brazo/hombro: un tipo de cáncer de pulmón puede causar dolor en el omóplato, la parte superior de la espalda o los brazos.
  • Problemas oculares: los tumores de pulmón pueden afectar los ojos y causar síntomas como pupila más pequeña, párpado caído y menos transpiración en un lado de la cara.
  • Problemas de equilibrio: sentirse inestable o perder el equilibrio puede ser consecuencia del cáncer de pulmón.
  • Dolores de cabeza: los tumores cerca de la vena cava superior pueden causar dolores de cabeza intensos.
  • Hinchazón del cuello, brazos o parte superior del tórax: puede ser un signo de la presencia de tumores en la vena cava superior.
  • Aumento o pérdida de peso: el cáncer de pulmón puede causar cambios en el peso debido a la producción de hormonas o la pérdida de apetito.
  • Coágulos sanguíneos: las personas con cáncer de pulmón son más propensas a desarrollar coágulos en las piernas, brazos o pulmones.
  • Dolor de huesos: el cáncer de pulmón puede extenderse a los huesos y causar dolor óseo.
  • Dedos en palillo de tambor: los extremos de los dedos pueden parecer más gordos y curvados hacia abajo.
  • Problemas digestivos: niveles elevados de calcio en sangre pueden causar dolores de barriga, estreñimiento o náuseas.
  • Sed extrema y micción frecuente: niveles altos de calcio en sangre también pueden causar sed excesiva y micción frecuente.
  • Fatiga o sensación de cansancio: el cáncer de pulmón puede causar anemia y robar energía al organismo.
  • Problemas cardíacos: niveles elevados de calcio y anemia pueden afectar el corazón y causar latidos rápidos o irregulares.

¡No ignores los síntomas!

Si experimentas varios de estos síntomas, es importante que consultes a tu médico de atención primaria. Aunque ninguno de estos síntomas es una confirmación definitiva de cáncer de pulmón, es crucial que se realice una evaluación médica para descartar cualquier posibilidad.

Recuerda que el diagnóstico temprano del cáncer de pulmón aumenta las posibilidades de un tratamiento exitoso. Si tienes antecedentes de tabaquismo, es posible que puedas someterte a una prueba de cribado del cáncer de pulmón. No dudes en hablar con tu médico al respecto.

Si te han diagnosticado cáncer de pulmón, es importante buscar la atención de un oncólogo especializado en esta enfermedad. Ellos podrán determinar el tipo y estadio del cáncer y crear un plan de tratamiento personalizado.

¡No ignores los síntomas y actúa de inmediato! La detección temprana puede salvar vidas.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *