Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor de espalda en la adolescencia es uno de los motivos de consulta más frecuentes entre los 12 y 16 años, con un pico a los 14. Según diversos estudios, esta prevalencia se sitúa entre un 10% y un 40%. Es importante tener en cuenta esta cifra, ya que cada vez más publicaciones encuentran relación entre el dolor en la adolescencia y el dolor crónico en la etapa adulta. Esto implica consecuencias como gasto sanitario, absentismo laboral e incapacidades.

Causas del dolor de espalda en la adolescencia

En un alto porcentaje, hasta un 90%, no se encuentra una causa específica que provoque el dolor de espalda en los adolescentes. Se habla entonces de un tipo inespecífico. Sin embargo, cuando existe una lesión o patología se define como específico u orgánico. Dentro de este grupo, la causa más frecuente es la espondilólisis, que se caracteriza por la falta de fusión en el arco posterior de las vértebras. Esta lesión se observa principalmente en la quinta vértebra lumbar y puede provocar su desplazamiento sobre la inferior.

Otra causa común del dolor de espalda en la adolescencia es la enfermedad de Scheuermann, que se produce por un trastorno del crecimiento en los platillos de los cuerpos vertebrales, principalmente a nivel torácico. Esto provoca dolor y una curvatura anterior de la región vertebral afectada, conocida como cifosis.

Existen otras causas menos comunes de dolor de espalda en los adolescentes, como traumatismos, infecciones, hernias discales, escoliosis y tumores.

Diagnóstico y tratamiento

El dolor de espalda en la adolescencia se diagnostica mediante radiografías simples y, en ocasiones, con escáner o resonancia magnética. El tratamiento suele ser sintomático, con el uso de analgésicos o antiinflamatorios. En algunos casos, se requiere reposo relativo o restricción deportiva durante la fase de dolor. En situaciones específicas, puede ser útil el uso de una prótesis o corsé, aunque rara vez se necesita intervención quirúrgica.

En el caso de la enfermedad de Scheuermann, el tratamiento incluye fisioterapia, y solo en casos de deformidades más severas se recurre al uso de corsés o cirugía.

Factores de riesgo y prevención

Aunque en muchos casos no hay una patología detrás del dolor de espalda adolescente, sí se pueden identificar factores que predisponen a padecerlo. Algunos de estos factores incluyen antecedentes familiares, uso de mochilas escolares con un peso superior al 10%, mala higiene postural, mal diseño del mobiliario, práctica de deportes intensos y sedentarismo. Además, los trastornos psicológicos como ansiedad, depresión o baja autoestima pueden tener un impacto en la espalda.

Es importante combatir las molestias con medicación y evitar el reposo. Además, es fundamental corregir los factores que pueden influir en la aparición del dolor de espalda.

En resumen, el dolor de espalda en la adolescencia es un problema común y puede tener consecuencias a largo plazo. Es importante estar atentos a los síntomas y buscar tratamiento adecuado. Además, se deben tomar medidas preventivas para evitar la aparición de este dolor.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *