Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Los talones agrietados son un problema común que puede afectar la apariencia estética de nuestros pies, pero también puede convertirse en un problema mayor si no se trata adecuadamente. El calor, el uso de ciertos tipos de calzado y la falta de hidratación son algunas de las causas que pueden provocar la sequedad y las grietas en los talones, especialmente durante los meses de verano.

Las grietas en los pies surgen debido a la sequedad de la piel, que no puede estirarse y adaptarse a los movimientos y la presión que ejerce el cuerpo al caminar. Esto provoca fisuras en la piel. Algunas de las causas de la sequedad que puede llevar a la aparición de grietas son:

  1. Mala higiene e hidratación de los pies: es importante mantener una buena higiene y asegurarse de hidratar adecuadamente los pies.
  2. Problemas de postura: una mala postura puede aumentar la presión en el talón y agravar el problema de las grietas.
  3. Factores genéticos: algunas personas pueden tener una predisposición genética a tener la piel más seca y propensa a agrietarse.
  4. Elección de calzado inadecuado: usar calzado que no se ajuste correctamente puede concentrar la presión en la zona del talón.
  5. Edad: con el paso del tiempo, la piel pierde elasticidad, lo que puede contribuir a la sequedad y las grietas en los talones.
  6. Trastornos como la diabetes: ciertas condiciones médicas pueden aumentar el riesgo de desarrollar grietas en los pies.

Remedios caseros para los pies agrietados

Existen numerosos productos en el mercado específicamente diseñados para el cuidado de los pies, como exfoliantes y cremas hidratantes. Sin embargo, también se pueden utilizar remedios caseros para tratar los pies agrietados. Algunas opciones son:

  • Limón y glicerina: mezcla estos ingredientes con agua caliente, sal gruesa y agua de rosas, y sumerge los pies en esta solución durante 15 minutos para ablandar la piel y reducir la sequedad.
  • Aceites vegetales: el aceite de oliva, el de almendras o el de coco son excelentes opciones para hidratar profundamente la piel. Aplica uno de estos aceites en los talones y cubre con un calcetín.
  • Plátano y aguacate: haz una pasta con estos ingredientes y aplícala sobre los talones para suavizar la piel y mejorar su apariencia.
  • Vaselina: sumerge los pies en agua caliente durante unos minutos, luego aplica vaselina en los talones y ponte un calcetín para ayudar a hidratar la piel.
  • Miel: mezcla miel con agua tibia y sumerge los pies durante unos minutos para hidratar y suavizar la piel.

Recuerda que es importante cuidar tus pies y tratar las grietas adecuadamente para evitar problemas mayores. Si las grietas persisten o empeoran, es recomendable acudir a un especialista para un diagnóstico adecuado y un tratamiento adecuado.

¡No dejes que las grietas en los pies te impidan disfrutar de una vida activa y sin molestias! Visita nuestra página para obtener más información sobre el cuidado de tus pies y cómo prevenir y tratar problemas como la talalgia, el espolón calcáneo, la fascitis plantar y más.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *