Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

La retención de líquidos es un problema común que afecta a muchas personas y puede presentarse en diferentes partes del cuerpo. Uno de los síntomas más habituales es la hinchazón de las piernas, pero ¡no te preocupes! Hay medidas que puedes tomar para solucionarlo.

La retención de líquidos, también conocida como edema, ocurre cuando se almacena más líquido de lo normal fuera de las células. Este líquido se acumula en el tejido intersticial, según explica la nutricionista Júlia Farré. Las causas pueden ser diversas, como problemas circulatorios, efectos secundarios de ciertos medicamentos, sobrepeso, estrés, vida sedentaria o una dieta alta en sal y baja en potasio.

¿Cómo saber si tienes retención de líquidos en las piernas?

La retención de líquidos puede causar hinchazón en las piernas. Si al presionar la zona inflamada aparece un hoyuelo que tarda en desaparecer, es muy probable que tengas este problema. Otros síntomas incluyen cansancio, picor en las extremidades, hormigueo, calambres y varices.

¿A qué médico acudir si tienes retención de líquidos?

Si sufres de retención de líquidos, es recomendable acudir a un médico vascular para verificar si se debe a algún problema circulatorio.

Remedios caseros para la retención de líquidos

Existen varios remedios caseros que puedes probar para combatir la retención de líquidos. Algunas recomendaciones incluyen beber dos litros de agua al día para mantener el cuerpo hidratado, consumir infusiones y zumos saludables.

Cómo eliminar la retención de líquidos en las piernas

Además de beber agua e infusiones, hay otros consejos que puedes seguir para eliminar la retención de líquidos en las piernas:

  • Realiza ejercicio de forma regular.
  • Sal a caminar.
  • Realiza movimientos circulatorios, como elevar las piernas y los talones, andar de puntillas o mover los tobillos.
  • Masajea la zona hinchada con los dedos y los nudillos para favorecer la circulación.
  • Date una ducha de contraste con agua fría y caliente.
  • Evita el uso de calzado y prendas apretadas.
  • Reduce el consumo de sal y alimentos procesados.
  • Duerme 8 horas y cuida tu descanso.

Alimentos que debes evitar si tienes retención de líquidos

Si sufres de retención de líquidos, es importante evitar ciertos alimentos en tu dieta, como aquellos que contienen mucha sal, embutidos, harina, comida frita, alimentos procesados o precocinados, productos ricos en azúcar, alcohol y bebidas con gas.

Ejercicios para las piernas hinchadas

Aquí te presentamos algunos ejercicios y rutinas que pueden ayudarte a combatir la retención de líquidos y solucionar los problemas relacionados con las piernas hinchadas:

1. Rutina para pies y piernas hinchadas

La fisioterapeuta Cinta Mestre comparte una rutina de ejercicios para pies y piernas hinchadas en este vídeo, adecuada para personas de diferentes edades e incluso para mujeres embarazadas.

2. Sentadillas para piernas hinchadas

Las sentadillas son recomendadas para reducir la retención de líquidos en las piernas hinchadas. Puedes aprender cómo hacerlas en este vídeo.

3. Ejercicios para mejorar la circulación de las piernas

El fisioterapeuta Marcos Sacristán comparte una rutina de ejercicios para mejorar la circulación de las piernas. Comienza con simples movimientos en los tobillos y los dedos de los pies, y luego pasa a levantar las piernas. Puedes ver los ejercicios aquí.

¿Cuánto tiempo se tarda en eliminar la retención de líquidos?

El tiempo necesario para eliminar la retención de líquidos varía según cada persona y sus circunstancias. Si persiste durante más de una semana, se recomienda consultar a un médico para descartar posibles problemas de salud. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la retención de líquidos puede aliviarse rápidamente.

¿Cómo dormir si tienes las piernas hinchadas?

Si las molestias en las piernas hinchadas dificultan tu descanso, puedes probar a colocar una almohada entre las piernas para aliviar el dolor. Además, es recomendable usar ropa holgada y mantener una temperatura adecuada en la habitación. También se sugiere acostarse boca arriba y elevar las piernas por encima de la cabeza para reducir la inflamación.

¡No dejes que la retención de líquidos afecte tu calidad de vida! Sigue estos consejos y verás cómo tus piernas se sienten más ligeras y saludables. Recuerda siempre consultar a un especialista si los síntomas persisten o empeoran.

Fuente: Barcelona Quiropráctica

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *