Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Las varices son venas dilatadas y agrandadas que pueden verse a simple vista formando trayectos retorcidos normalmente de color azulado. Se producen por una dificultad en el retorno venoso, que hace que se acumule sangre en las extremidades más alejadas del corazón (las piernas), produciendo hinchazón de pierna al final del día. Las varices en sí no tienen por qué causar dolor. De hecho, es frecuente que aparezcan grandes varices visibles, que se pueden notar al tacto, sin dolor. Sin embargo, la hinchazón de piernas y la inflamación de las venas (flebitis), que sí producen dolor, son situaciones estrechamente relacionadas con las varices. Por esta razón, el dolor de piernas y la pesadez son síntomas que habitualmente aparecen en las personas con problemas de circulación en las piernas con varices.

4 remedios caseros para aliviar el dolor de piernas con varices

Si padeces dolor de piernas relacionado con la mala circulación venosa, te ofrecemos algunos remedios caseros que te ayudarán a aliviar el dolor de piernas con varices y pesadez de extremidades inferiores. Además, puede ser una buena idea hablar de ello con tu farmacéutico para que te aconseje acerca de otros hábitos y productos que puedas utilizar.

Duchas de agua frías

La hidroterapia o aplicación de frío local en las pantorrillas es una de las medidas que te puede ayudar a calmar el dolor de piernas con mala circulación. El frío favorece el tono venoso, activando la circulación. Además, si utilizas una ducha con chorro a presión, puede realizar un efecto masaje. En este enlace puedes encontrar más información sobre cómo cuidar tus pies y disfrutar de una vida activa sin molestias.

Alternativamente, puedes aplicar una bolsa de agua fría, compresas empapadas o bolsas de gel frío en las piernas. Nunca apliques hielo directamente sobre la piel, ya que la podrías lesionar.

Medias de compresión activa o regulada

Las medias de compresión activa o medias de descanso son una prenda de venta en farmacias y ortopedias que comprimen de una forma gradual la zona baja de la pierna y el tobillo de tal manera que aumentan el tono venoso, favoreciendo el retorno sanguíneo y reduciendo la hinchazón. Este sistema permite reducir la aparición de varices a lo largo del tiempo, así como prevenir el dolor de piernas al final del día.

Masaje en las pantorrillas

Un masaje drenante, desde el tobillo hacia la rodilla, ayuda a reactivar la circulación y a aliviar el dolor y pesadez de piernas a causa de la mala circulación. Recuerda utilizar siempre un aceite de masaje, una pomada, un aceite esencial o incluso un gel de efecto frío adecuado para obtener una correcta lubricación e hidratar tu piel. Puedes realizar este masaje por la noche, o bien un par de veces al día para prevenir el dolor de piernas por varices al final del día.

Eleva las piernas

Si te duelen las piernas al final del día, al llegar a casa eleva durante unos minutos los pies, mejor en posición tumbada, para favorecer el retorno venoso y aliviar estas molestias. No obstante, si esto te ocurre con frecuencia, es recomendable que levantes las piernas por encima del nivel del corazón unas 3 o 4 veces al día, durante 15 minutos cada vez. De esta manera, evitarás que la hinchazón aparezca y el dolor será menos frecuente o intenso. Una variante que puede resultarte útil si la practicas durante el día, es tumbarte de espaldas y realizar movimientos de pedaleo en el aire. De esta manera, combinas la postura de piernas elevadas con un ejercicio muscular que favorece el retorno venoso.

Finalmente, recuerda consultar con tu médico si el dolor de piernas es intenso, aparece repentinamente, empeora a pesar de tomar algunas de las medidas descritas más arriba o bien aparece hinchazón permanente, fiebre, enrojecimiento, úlceras y otros síntomas de alarma. En este enlace puedes encontrar más información sobre por qué nos duele el talón y cómo tratarlo adecuadamente.

¡No dejes que el dolor de piernas con varices arruine tu día! Prueba estos remedios caseros y disfruta de unas piernas más aliviadas y saludables.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *