Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

A veces, el dolor de espalda baja puede ser fácilmente identificado, como cuando levantamos algo pesado de manera incorrecta o tenemos una mala postura. Sin embargo, en otras ocasiones, la fuente del dolor puede ser un misterio.

Según el Dr. Kenneth Palmer, cirujano ortopédico especializado en cirugía de columna vertebral, la columna lumbar juega un papel crucial en el soporte del peso del cuerpo y en los movimientos cotidianos. El uso intensivo de esta zona puede llevar a lesiones y desgaste natural, causando dolor en la espalda baja.

Síntomas del dolor de espalda baja

Los síntomas del dolor de espalda baja pueden variar de una persona a otra, así como la causa subyacente del dolor. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Dolor casi imperceptible en las caderas y/o pelvis
  • Espasmos musculares o rigidez
  • Dolor agudo y punzante que viaja por una pierna (dolor de ciática)
  • Dolor que empeora al sentarse y mejora al caminar
  • Dolor que es peor por la mañana

Estos síntomas pueden desarrollarse repentinamente o con el tiempo, y en algunos casos, el dolor puede ser intermitente.

Causas comunes del dolor lumbar

Las causas más comunes del dolor de espalda baja son las distensiones o esguinces musculares. Estas lesiones pueden ocurrir al caerse, levantar objetos pesados o practicar deportes, así como debido a movimientos repetitivos o mala postura. Por lo general, estos casos de dolor de espalda baja no son duraderos y pueden sanar en unos pocos días o meses.

Sin embargo, el dolor lumbar crónico suele ser causado por problemas con los discos lumbares, los nervios, las articulaciones o las vértebras. La osteoartritis y la enfermedad degenerativa del disco son las causas subyacentes más comunes. Otras causas incluyen hernia discal, daño en las articulaciones facetarias, fractura por compresión, estenosis espinal, espondilolistesis y escoliosis.

Tratamiento y cuándo buscar ayuda especializada

El tratamiento para el dolor de espalda baja causado por una distensión o esguince muscular generalmente incluye medicamentos antiinflamatorios, relajantes musculares, hielo y calor, así como descanso de actividades extenuantes. Sin embargo, si el dolor persiste a pesar del tratamiento, es necesario considerar otras causas subyacentes.

En estos casos, es recomendable buscar ayuda de un especialista en columna vertebral. Un examen físico y exploraciones por imágenes pueden ayudar a diagnosticar la causa raíz del dolor lumbar. Dependiendo del diagnóstico, se diseñará un plan de tratamiento personalizado para aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida.

No dejes que el dolor de espalda baja te detenga. ¡Descubre las causas y encuentra el alivio que necesitas para disfrutar de tus actividades diarias sin molestias!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *