Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

¿Sabías que el 70% de las poblaciones en países industrializados sufre de problemas de espalda?

El dolor de espalda es una dolencia que afecta a la mayoría de las personas en países industrializados y se ha convertido en el principal problema de salud asociado con la vida moderna. Según expertos de la salud, la principal causa de este problema es el abuso de la silla y nuestro estilo de vida sedentario.

El uso excesivo de la silla y el pasar la mayor parte del día sentados en la oficina, en casa o en el automóvil, provoca una curvatura anormal de la columna vertebral, conocida como lordosis. Esta curvatura excesiva o insuficiente hace que la espalda sea menos eficiente y provoca el dolor que muchas veces resulta incapacitante.

La vida moderna y sus efectos en nuestra salud

Una "enfermedad de desajuste evolucionario"

Nuestro diseño evolutivo está pensado para una vida activa y nuestro esqueleto necesita movimiento físico para mantenerse saludable. Sin embargo, en los últimos 250 años, hemos adoptado una vida sedentaria que cada vez exige menos movimiento, lo que está causando graves problemas de salud.

La Revolución Industrial fue el punto de inflexión que cambió todo. Pasamos de trabajos al aire libre que requerían esfuerzo físico a trabajos sedentarios en oficinas. La Revolución Tecnológica y la Revolución Digital empeoraron aún más las cosas, haciendo que el sedentarismo se convierta en una epidemia y una de las principales causantes de nuestros males de salud actuales.

El impacto en nuestras espaldas y cómo prevenir el dolor

Espaldas más débiles y posturas incorrectas

El pasar tanto tiempo sentados ha debilitado nuestras espaldas a lo largo de las generaciones. Además, el uso de sillas con respaldos nos ha afectado negativamente, ya que no utilizamos los músculos de nuestra espalda de la forma en que deberíamos. Esto ha afectado nuestra postura y nuestras probabilidades de tener dolor de espalda.

Los músculos de la espalda son fundamentales para permitirnos movernos, estabilizar y controlar la columna. Muchas personas con dolor de espalda tienen músculos más pequeños, lo que contribuye a la dolencia.

Cuidar nuestra musculatura y evitar el sedentarismo

Para mantener la salud de nuestra espalda, es importante cuidar de la musculatura de la misma. No es necesario levantar pesas, sino hacer la cantidad adecuada de actividad física y movimiento. Tanto el uso excesivo como el uso insuficiente de la columna y otros tejidos corporales pueden causar problemas.

Realizar movimientos sencillos que eviten que la columna se anquilose y pasar menos tiempo sentados con respaldos pueden prevenir la necesidad de cirugía, que a veces puede traer más problemas.

Identificar distorsiones y mejorar la alineación corporal

La importancia de identificar el origen de la distorsión

No existe un tratamiento único y universal para mejorar el dolor de espalda, pero identificar el origen de la distorsión puede ayudar a mejorar la alineación corporal y la postura, aliviando el dolor. Analizar nuestro movimiento en busca de distorsiones que pudieran haber surgido como consecuencia de una lesión pasada es fundamental.

En conclusión, el dolor de espalda es un problema de salud asociado con la vida moderna y el abuso de la silla. Mantener una vida activa, evitar el sedentarismo y cuidar de la musculatura de la espalda son clave para prevenir y aliviar el dolor. Identificar y corregir distorsiones también puede ser beneficioso. ¡No permitas que el dolor de espalda te detenga, toma acción ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *