Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

La lumbalgia es una alteración de la columna lumbar que se caracteriza por un intenso dolor en la zona. Esta condición afecta a aproximadamente el 80% de la población y es una de las principales causas de baja laboral en la actualidad. Conocer qué es la lumbalgia y cómo se cura es fundamental para prevenir y actuar en los momentos clave.

Síntomas y señales de la lumbalgia

Es importante reconocer los síntomas más significativos de la lumbalgia para poder actuar a tiempo y evitar que se convierta en un problema mayor. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Dolor localizado en la región lumbar en forma de cinturón, sin irradiación.
  • Sensación de rigidez en la zona afectada.
  • Incapacidad o dificultad para agacharse.

Causas frecuentes de la lumbalgia

La lumbalgia puede tener diversas causas, algunas de las más comunes incluyen:

  • Traumatismos.
  • Mantener malas posturas de forma prolongada.
  • Sobreesfuerzos físicos.
  • Enfermedades de origen vírico.
  • Debilidad o exceso de tono en la musculatura paravertebral.

Pronóstico y tratamiento para la lumbalgia

Aunque la lumbalgia es una patología muy común, el pronóstico suele ser satisfactorio. En Clínica Sohail, utilizamos técnicas de Terapia Manual respaldadas científicamente, como Maitland, Mckenzie y Mulligan, así como electrólisis percutánea intratisular ecoguiada (EPI) y Neuromodulación Percutánea Ecoguiada.

Nuestro equipo de Fisioterapeutas y Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, tras una valoración individualizada, diseñará un programa de ejercicios personalizado. Este programa incluirá ejercicios de control, reeducación postural global (RPG) y ejercicios de fuerza, entre otros.

¡No dejes que la lumbalgia te detenga! En Clínica Sohail te ofrecemos el tratamiento adecuado para curar la lumbalgia y decir adiós al dolor lumbar. No pierdas más tiempo, dinero y problemas de salud, ¡agenda tu cita ahora mismo!

Recuerda que la prevención es fundamental, así que mantén una buena postura, evita sobreesfuerzos y cuida tu espalda. ¡Vive sin dolor y disfruta de una vida plena!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *