Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

La columna lumbar, también conocida como la parte baja de la espalda, es una estructura extraordinariamente bien diseñada en que se interconectan huesos, articulaciones, nervios, ligamentos y músculos que trabajan juntos para proporcionar apoyo, fuerza y flexibilidad. Sin embargo, esta compleja estructura también hace que la zona lumbar sea susceptible de sufrir lesiones y dolores.

La zona lumbar soporta el peso de la parte superior del cuerpo y proporciona movilidad para los movimientos cotidianos, como agacharse y girar. Los músculos de la zona lumbar son responsables de flexionar y rotar las caderas al caminar, así como de sostener la columna vertebral. Los nervios de la zona lumbar proporcionan sensibilidad e impulsan los músculos de la pelvis, las piernas y los pies.

Las causas del dolor lumbar

Varias condiciones pueden causar dolor por afectar diferentes partes de la columna lumbar. La mayoría de las lumbalgias agudas son consecuencia de lesiones en los músculos, ligamentos, articulaciones o discos. El cuerpo también reacciona a las lesiones provocando una respuesta inflamatoria curativa. Aunque la inflamación parece leve, puede causar dolor intenso.

Síntomas del dolor lumbar

Los síntomas del dolor lumbar pueden variar desde un dolor leve hasta un dolor agudo y punzante. El dolor lumbar puede incorporar una amplia variedad de síntomas. Puede ser leve y meramente molesto o puede ser grave y debilitante. Los síntomas pueden experimentarse de diversas formas, como dolor sordo o punzante en la zona lumbar, dolor punzante y agudo que se desplaza hacia los muslos y las piernas, espasmos musculares y tensión en la zona lumbar, entre otros.

Tipos de lumbalgia

Existen dos tipos comunes de lumbalgia: el dolor mecánico y el dolor radicular. El dolor mecánico es la causa más frecuente de lumbalgia y proviene principalmente de los músculos, ligamentos, articulaciones o huesos de la columna vertebral. Por otro lado, el dolor radicular se produce cuando la raíz de un nervio espinal se pinza o inflama.

Cómo tratar el dolor lumbar

Una vez obtenido un diagnóstico preciso de la causa del dolor lumbar, se pueden seleccionar opciones de tratamiento en función de las mejores prácticas médicas actuales. Es importante realizar un diagnóstico exhaustivo para sentar las bases de un tratamiento y una rehabilitación adecuados. El tratamiento de la lumbalgia reduce la probabilidad de reagudizaciones recurrentes y ayuda a prevenir la aparición de lumbalgia crónica.

¡No dejes que el dolor lumbar afecte tu calidad de vida! Aprende a cuidar tu columna lumbar y evita el dolor siguiendo las recomendaciones médicas y adoptando hábitos saludables en tu día a día. Recuerda que la prevención es la mejor forma de evitar el dolor y mantener una espalda fuerte y flexible.

Artículos recomendados

Deja un comentario