Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Un diseño anatómico que necesita una revisión

La configuración de la anatomía humana, evolucionada desde la estructura de los cuadrúpedos, ha cambiado la historia natural de los seres humanos. Esta evolución nos permitió alzarnos sobre las extremidades posteriores y desarrollar habilidades en las extremidades anteriores. Sin embargo, esta postura erguida conlleva una limitación: mantener un adecuado tono muscular que permita un equilibrio en el esfuerzo y las estructuras implicadas.

Los cambios en nuestro estilo de vida y sus consecuencias

La humanidad ha superado sus limitaciones físicas y ha inventado la agricultura y la ganadería, lo que ha llevado a un cambio en nuestros hábitos de vida. Ya no necesitamos correr tanto ni tanto tiempo. Se nos acumulan los recursos y surgen trabajos que nos mantienen sentados durante largas horas. Además, nuestra alimentación se ha vuelto hipercalórica y poco saludable.

Las consecuencias del estilo de vida moderno

En poco tiempo, hemos ganado peso, perdido tono muscular y masa ósea. Nuestras articulaciones se colocan en posturas incorrectas y la degeneración articular se ha convertido en una epidemia. El dolor de espalda se ha convertido en una de las peores epidemias de la historia, afectando al 80% de la población en algún momento de sus vidas.

La lucha contra el dolor de espalda

Afortunadamente, hemos comenzado a utilizar nuestra inteligencia para analizar nuestros hábitos de vida y descubrir las razones detrás del dolor de espalda. Hemos modificado los asientos, cambiado los turnos de trabajo y surgieron nuevas herramientas para el transporte y almacenamiento de cargas. También han surgido terapeutas y profesionales de la salud que nos ayudan a tratar el dolor de espalda.

La importancia de la prevención

Es fundamental tomar conciencia del problema y tomar medidas para prevenir el dolor de espalda. Podemos comenzar por educar a nuestros hijos y a sus maestros. Las mochilas escolares y las condiciones de trabajo de los maestros pueden contribuir al desarrollo del dolor de espalda. Debemos buscar soluciones y garantizar un entorno adecuado para prevenir esta epidemia.

¡Detengamos la epidemia del dolor de espalda!

Creo firmemente que podemos hacer un esfuerzo de comunicación, educación y prevención para evitar esta terrible pandemia y sus consecuencias. Si todos nos unimos y tomamos medidas, podemos escribir un final feliz para esta historia.

Mañana, cuando veas a tus hijos o a sus maestros, piensa en el destino que nos espera a todos y en cómo podemos trabajar juntos para prevenir el dolor de espalda. ¡Es hora de actuar y detener esta epidemia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *