Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

La lumbalgia es un dolor incapacitante que puede afectar seriamente nuestra calidad de vida. Se estima que el 80% de la población experimentará este dolor al menos una vez en su vida, convirtiéndolo en una de las patologías más comunes en todo el mundo. Además, la lumbalgia es una de las principales causas de absentismo laboral, ya que dificulta la capacidad de caminar y mantener la espalda recta sin dolor.

¿Qué es la lumbalgia y cuáles son sus síntomas?

La lumbalgia, o lumbago, es el dolor focalizado en la parte baja de la espalda, conocida como región lumbar. Esta zona es responsable de soportar gran parte del peso de nuestro cuerpo y es propensa a lesiones debido a su movilidad. Los síntomas de la lumbalgia pueden variar dependiendo del tipo y la edad de la persona afectada, pero generalmente incluyen dificultad para moverse o mantenerse erguido, dolor al estar sentado, aparición de contracturas, dolor sordo o intenso en la zona lumbar, dolor irradiado a la zona inguinal o parte superior de la pierna (ciática) y espasmos musculares.

Tipos de lumbalgia

Existen diferentes tipos de lumbalgia, según su origen y el tipo de dolor que presenten:

Lumbalgia axial con o sin dolor referido

Este es el tipo más común de lumbalgia, caracterizado por un dolor principal en la zona media lumbar con un ritmo mecánico. El reposo tiende a mejorar el dolor, mientras que el movimiento lo empeora. En algunos casos, puede haber dolor referido a otras áreas como los glúteos o las extremidades, pero estos síntomas son modificables con el movimiento. Por lo general, se trata de casos agudos.

Radiculopatía lumbar (ciática)

La ciática es causada por la compresión o inflamación de las raíces nerviosas que forman el nervio ciático. Esto provoca dolor que se irradia hacia la pierna, siguiendo el recorrido del nervio hasta zonas distales a la rodilla. En algunos casos, el dolor puede ser más intenso en la pierna que en la región lumbar.

Lumbalgia irradiada o con dolor referido

Este tipo de lumbalgia se caracteriza por el dolor en la parte baja de la espalda, así como en la ingle, nalgas o muslos.

Tratamiento de la lumbalgia

El tratamiento de la lumbalgia varía dependiendo del tipo y la gravedad del dolor. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  • Descanso: En casos agudos, el reposo puede ser efectivo para permitir que la zona afectada se recupere. Se recomienda reiniciar las actividades cotidianas sin esfuerzos lo antes posible.

  • Calor/frío: La aplicación de calor o frío puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor en muchos casos.

  • Medicación: Bajo la supervisión de un profesional médico, se pueden utilizar medicamentos para aliviar los síntomas y mejorar el dolor.

  • Rehabilitación: La rehabilitación puede ayudar a recuperar la elasticidad muscular y articular. Siempre debe realizarse bajo la supervisión de un profesional médico.

  • Infiltraciones y otros tratamientos mínimamente invasivos: En algunos casos, se pueden utilizar inyecciones de medicamentos cerca de la zona afectada o de los nervios que causan el dolor. También puede ser necesario el uso de un catéter con una bomba de infusión para administrar medicación de forma recurrente.

  • Cirugía: En casos severos que no responden a otras formas de tratamiento, la cirugía puede ser una opción. Sin embargo, el dolor en sí mismo no es considerado una indicación quirúrgica, y se deben tener en cuenta otros factores como la pérdida de función motora o la sensibilidad asociada a una lesión nerviosa.

Conclusión

La lumbalgia es un dolor incapacitante que afecta a una gran parte de la población en algún momento de su vida. Sin embargo, existen diferentes opciones de tratamiento que pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida de quienes lo padecen. Es importante consultar a un profesional médico para obtener un diagnóstico adecuado y recibir el tratamiento más adecuado a cada caso.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *