Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor de espalda es un problema muy común en la población adulta española, afectando a una gran cantidad de personas. Además, este dolor limita nuestra capacidad para realizar actividades diarias, lo que puede ser muy frustrante.

¿Sabías que el dolor de espalda crónico no está relacionado con la cantidad de actividad física que realizamos? Sorprendentemente, las personas que sufren de dolor de espalda no realizan menos actividad física que las personas sanas. La diferencia radica en la intensidad de la actividad física que realizan.

En un estudio realizado en España, se encontró que las personas con dolor de espalda crónico tienden a realizar actividad física de baja o moderada intensidad. Esto significa que evitan actividades vigorosas que puedan causarles dolor. Sin embargo, esto no es la solución, ya que realizar actividad física intensa es fundamental para prevenir y tratar esta patología.

¿Cómo podemos eliminar el dolor de espalda y recuperar nuestra actividad física?

La clave está en desarrollar una actividad física de intensidad vigorosa. Esto no solo nos ayudará a prevenir el dolor de espalda, sino que también será un objetivo terapéutico en el tratamiento de esta patología.

Un estilo de vida sedentario es perjudicial para nuestra salud y agrava el dolor de espalda. Por lo tanto, es fundamental incorporar ejercicio físico intenso en nuestra rutina diaria. Esto puede incluir actividades como correr, nadar, levantar pesas o practicar deportes de alta intensidad.

Además, es importante destacar que el dolor de espalda crónico no debe ser una excusa para evitar la actividad física. Aunque puede resultar difícil al principio, es fundamental superar el miedo al dolor y buscar la ayuda de profesionales de la salud para desarrollar un programa de ejercicio adecuado.

En resumen, si sufres de dolor de espalda crónico, no te resignes a vivir con ese dolor. ¡Toma acción y recupera tu actividad física! Desarrollar una actividad física de intensidad vigorosa no solo te ayudará a prevenir y tratar esta patología, sino que también mejorarás tu calidad de vida. ¡No esperes más, comienza hoy mismo tu camino hacia una espalda libre de dolor!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *