Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Según el Barómetro del Dolor, España se encuentra entre los países con mayor índice de personas que padecen dolor de espalda. Este problema afecta a un gran número de ciudadanos, lo que conlleva bajas laborales y absentismo en el trabajo. Además, el dolor de espalda, especialmente el lumbar, encabeza la lista de los problemas de salud crónicos más frecuentes en España, afectando al 18,6% de la población.

Diversas causas del dolor de espalda

El dolor de espalda puede ser desencadenado por diferentes factores, como el embarazo, el estrés, una mala higiene postural, el sobrepeso, la edad e incluso la dieta. Es importante tener en cuenta que existen diferentes tipos de dolor de espalda, entre ellos:

  • Dolor tipo mecánico: el más común, se intensifica al realizar movimientos y disminuye durante el reposo.
  • Dolor inflamatorio: persiste e incluso empeora durante la noche, afectando al sueño. Es característico de afecciones reumáticas o viscerales.
  • Dolor neuropático: se localiza en la zona de los nervios lesionados y se describe como un hormigueo o quemazón que se agrava con el roce. No se alivia con el reposo y puede afectar a las extremidades.

La influencia de la alimentación en el dolor de espalda

Expertos afirman que una dieta inadecuada puede contribuir al dolor de espalda. Algunos alimentos estimulantes, como el exceso de cafeína, pueden tensar los nervios de la columna y empeorar el dolor. Por otro lado, la ingesta de bromelina, una enzima natural presente en la piña, puede ayudar a reducir la inflamación y la hinchazón de la espalda en algunos casos.

Recomendaciones alimenticias para aliviar el dolor de espalda

Una dieta adecuada puede ser de gran ayuda para mitigar los dolores lumbares. Expertos recomiendan incluir en nuestra alimentación:

  • Pescado azul: rico en ácidos grasos omega 3, que tienen propiedades antiinflamatorias y forman parte de las membranas celulares neuronales.
  • Frutos secos: como nueces y almendras, que son una fuente de omega 3 y calcio.
  • Productos lácteos, legumbres, cereales y productos de origen animal: ricos en vitaminas del grupo B, efectivas para reducir el dolor de espalda.

Por otro lado, es importante evitar el consumo excesivo de alcohol, ya que dificulta la absorción de nutrientes y puede favorecer la aparición de neuropatías. Además, el tabaco puede agravar los problemas reumáticos. Controlar el peso también es fundamental para aliviar la carga sobre las vértebras y las articulaciones.

Busca ayuda especializada para tratar el dolor de espalda

Aunque la alimentación puede ser de gran ayuda, es importante acudir a un especialista para tratar el dolor de espalda de manera adecuada. Este problema puede resultar incapacitante e interferir en nuestra vida diaria. No dejes que el dolor te limite, ¡toma medidas hoy mismo para mejorar tu calidad de vida!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *