Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor de espalda es un problema muy común que afecta a un gran porcentaje de la población. Se estima que el 80% de las personas sufrirán de dolor de espalda en algún momento de su vida. No solo es una molestia física, sino que también tiene un impacto socio-sanitario importante. Es la segunda causa más común de visita al médico y la principal causa de baja laboral en España. Por eso, es fundamental conocer las enfermedades que pueden estar causando este dolor.

Espondiloartrosis

La espondiloartrosis es un proceso degenerativo que afecta a nuestra espalda. Comienza a partir de los 20 años y se inicia en el disco intervertebral. A medida que el disco se degenera, disminuye su altura y aumenta la presión sobre las articulaciones facetarias de las vértebras. Esto puede causar el síndrome facetario, que se caracteriza por dolor en estas articulaciones.

Hernia discal

Una hernia discal ocurre cuando el material del disco intervertebral se sale de su lugar. Esto puede suceder cuando las fibras del anillo del disco se debilitan y se abomban, permitiendo que el núcleo pulposo ocupe este espacio. Una hernia discal puede causar ciática, un dolor que baja por la pierna y se asocia con calambres, hormigueo y dolor de espalda.

Espondilolistesis

La espondilolistesis es una condición en la que una vértebra se desliza sobre otra. Puede ocurrir debido a un defecto en la vértebra o por traumatismos repetidos. Esto puede causar dolor de espalda y afectar la movilidad.

Escoliosis

La escoliosis es una enfermedad en la que la columna vertebral se curva en las tres dimensiones del espacio. Aunque generalmente no causa dolor en los niños, con el tiempo puede desgastar los discos intervertebrales y las articulaciones, lo que eventualmente puede causar dolor.

Enfermedades que causan dolor de espalda

Osteoporosis

La osteoporosis no causa directamente dolor de espalda, pero puede provocar microfracturas en las vértebras y causar dolor. Es importante tratar la osteoporosis para prevenir estas fracturas.

Enfermedades inflamatorias

Las enfermedades inflamatorias como la artritis reumatoide, el lupus y la espondilitis anquilosante pueden causar dolor de espalda debido a la inflamación en las articulaciones. La espondilitis anquilosante es la más comúnmente asociada con el dolor de espalda.

Lesiones musculares

Las roturas fibrilares y las contracturas musculares son una causa común de dolor de espalda. Estas lesiones pueden ocurrir cuando se estira demasiado la fibra muscular o cuando hay un espasmo muscular que afecta la circulación sanguínea y la oxigenación del músculo.

Dolor de espalda como síntoma de otras enfermedades

El dolor de espalda también puede ser un síntoma de problemas en órganos internos. Por ejemplo:

Cólico de riñón

El cólico de riñón se caracteriza por un dolor intenso en la zona lumbar que se irradia hacia delante. Puede estar asociado con síntomas en las vías urinarias.

Pancreatitis

La inflamación del páncreas puede causar un dolor intenso en la espalda que se irradia hacia la zona abdominal.

Úlcera de estómago

Las úlceras de estómago pueden causar dolor en la zona central de la espalda, entre las escápulas.

Aneurisma de aorta

Un aneurisma de aorta es una dilatación de esta arteria que puede causar dolor intenso en la región interescapular.

Tumores de pulmón

Algunos tumores de pulmón pueden causar dolor en la parte alta de la espalda.

Endometriosis

La endometriosis, una enfermedad exclusiva de las mujeres, puede causar dolor de espalda bajo.

Prostatitis crónica

La inflamación crónica de la próstata puede causar dolor en la espalda baja en los hombres.

Es importante tener en cuenta que cuando se experimenta dolor de espalda, no siempre es causado por problemas en la espalda misma. Los dolores pueden ser síntomas de enfermedades en órganos internos. Si el dolor es difuso, no se modifica con los movimientos y se presenta junto con otros síntomas, es recomendable buscar atención médica para un diagnóstico adecuado.

¡No ignores el dolor de espalda y descubre su causa para poder tratarlo adecuadamente y mejorar tu calidad de vida!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *