Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El ibuprofeno es un medicamento que pertenece al grupo de los AINE o antiinflamatorios no esteroideos. Su principal acción es inhibir la síntesis de prostaglandinas, sustancias responsables de la respuesta inflamatoria y del dolor. Esto lo convierte en un potente antiinflamatorio y analgésico.

Al ser un medicamento de doble efecto, es ideal para tratar dolores acompañados de inflamación, como lesiones musculares, artritis, dolor menstrual, dolor de muelas o encías, anginas, entre otros. También es eficaz para controlar la fiebre en casos en los que el paracetamol no es suficiente.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el ibuprofeno puede ser gastrolesivo, es decir, dañar la barrera protectora del estómago. Además, se han reportado posibles efectos negativos sobre el sistema cardiovascular. Por lo tanto, es fundamental utilizarlo correctamente y no abusar de él. No se debe ingerir más de 1.200 mg en 24 horas para evitar daños en la mucosa gástrica y efectos secundarios.

El paracetamol: analgésico y antitérmico

El paracetamol, por otro lado, actúa principalmente calmando el dolor y la inflamación en la mayoría de los casos. A diferencia del ibuprofeno, no presenta acción antiinflamatoria. Además, tiene menos efectos secundarios gastrointestinales.

El paracetamol es ideal para tratar dolores y malestares que no están acompañados de inflamación, como el dolor de cabeza y los síntomas ocasionados por la gripe o la fiebre.

Es importante tener en cuenta que las dosis recomendadas de paracetamol varían entre 500 mg y 1 g cada 8 horas, dependiendo del dolor. No se debe superar los 3 g al día para evitar daños hepáticos graves.

Seguridad y recomendaciones

Ambos medicamentos son seguros si se toman en la dosis recomendada. Sin embargo, es fundamental no automedicarse y siempre consultar con un farmacéutico o médico antes de tomar cualquier medicamento.

Recuerda que en el vademécum de Kern Pharma puedes encontrar varias presentaciones que contienen tanto ibuprofeno como paracetamol.

En resumen, tanto el ibuprofeno como el paracetamol son opciones efectivas para aliviar dolores y malestares. El ibuprofeno es ideal para casos en los que hay inflamación, mientras que el paracetamol es más adecuado para dolores sin inflamación. Siempre sigue las indicaciones de un profesional de la salud y evita excederte en las dosis recomendadas. Tu bienestar es lo más importante.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *