Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Es bien sabido que el dolor es relativo y puede variar de persona a persona. Sin embargo, existen ciertas afecciones y enfermedades que generan un nivel alto de dolor, catalogándolas como las más intensas que existen. A continuación, te presentamos las dolencias que se ubican en la parte más alta de la escala del dolor.

La culebrilla, una infección dolorosa en la piel

La culebrilla, también conocida como herpes zóster, es una de las afecciones más difíciles de soportar. Incluso después de que la infección sane, el dolor puede persistir durante semanas o meses. La sensibilidad es tan intensa que el roce de una suave brisa sobre la zona afectada puede convertirse en un dolor insoportable.

La gota, miles de agujas en las articulaciones

La gota es un tipo de artritis en el que el ácido úrico se acumula en la sangre, creando cristales con forma de aguja que hacen presión sobre las articulaciones. El dolor articular intenso y la inflamación son los principales síntomas de esta enfermedad.

Piedras en el riñón, una tortura al ir al baño

Las piedras en el riñón, también conocidas como cálculos renales, pueden generar un dolor crónico al expulsarlas. El dolor puede ser tan intenso que se ubica en la escala del dolor en 10 puntos. En algunos casos, es necesario recurrir a cirugía para aliviar el dolor.

Fibromialgia, dolencias en todo el cuerpo

La fibromialgia es un trastorno musculoesquelético generalizado que se caracteriza por dolores en todo el cuerpo. Acompañado de fatiga, problemas de sueño, memoria y estado de ánimo, esta enfermedad no tiene un tratamiento igual para todos. Se trata con una combinación de terapias que pueden incluir medicamentos, cambios de estilo de vida, terapia conversacional y tratamientos complementarios.

Neuralgia del trigémino, sensaciones eléctricas en el rostro

La neuralgia del trigémino es una afección que provoca sensaciones similares a descargas eléctricas en el rostro. Este dolor puede llegar a ser incapacitante y se activa al realizar actividades cotidianas como masticar, hablar o cepillarse los dientes. El tratamiento generalmente comienza con medicamentos, pero en casos graves se pueden requerir cirugías o inyecciones.

En conclusión, el dolor es una señal del cuerpo humano que indica que algo no está bien. Existen diversas afecciones y enfermedades que generan un nivel alto de dolor, ubicándose en la parte más alta de la escala del dolor. Es importante buscar tratamiento médico adecuado para aliviar y manejar el dolor de manera efectiva.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *