Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor lumbar, también conocido como lumbalgia o lumbago, es un problema común que afecta a un gran porcentaje de la población en algún momento de su vida. Este malestar se localiza en la parte baja de la espalda y puede ser causado por diversas alteraciones en la columna vertebral y sus estructuras.

Las causas del lumbago

La principal causa de este dolor de espalda es la lumbalgia mecánica, la cual está relacionada con sobrecargas musculares, hernias discales o movimientos repetitivos. Es importante tener en cuenta que este malestar puede extenderse hacia los miembros inferiores del cuerpo y persistir en el tiempo, llegando a convertirse en una lumbalgia crónica.

Síntomas y tratamiento de la lumbalgia

Los síntomas de la lumbalgia pueden variar dependiendo de la causa y la gravedad de la lesión. Los más comunes incluyen un dolor fuerte y punzante en la parte inferior de la espalda, rigidez, dificultad de movimiento y pérdida de flexibilidad. El diagnóstico de esta afección requiere de un estudio detallado de cada caso, utilizando la historia clínica, la exploración física y pruebas de imágenes cuando sea necesario.

El tratamiento para el dolor de espalda puede incluir medicamentos, aplicaciones de calor o hielo, suspensión de actividades físicas y evitar acciones que sobrecarguen la columna vertebral. Además, el Método McKenzie es una opción efectiva para aliviar el dolor lumbar. En casos donde el tratamiento no quirúrgico no sea suficiente, la cirugía puede ser considerada.

Cómo prevenir la lumbalgia

Existen diversas medidas que podemos tomar para prevenir o aliviar el dolor de espalda. Algunas de ellas incluyen:

  • Realizar ejercicios para fortalecer la musculatura lumbar y evitar deportes que impliquen sobreesfuerzo de la espalda.
  • Mantener una alimentación sana y equilibrada para evitar el sobrepeso, que ejerce mayor tensión en los músculos de la columna.
  • Vigilar la postura al caminar, evitando encorvarse y no abusar del tacón alto o bolsos pesados.
  • Cuidar la espalda al dormir, utilizando un colchón adecuado y colocando almohadas bajo las rodillas y las lumbares.
  • Mantener una buena higiene postural en el trabajo, colocando la pantalla del ordenador a la altura de los ojos, manteniendo la espalda recta y apoyando los pies.
  • Coger peso con las rodillas flexionadas y evitar inclinar la espalda o hacer movimientos bruscos.
  • Tener cuidado con los movimientos repetitivos, realizando descansos, estiramientos, paseos breves y cambios frecuentes de postura.

¡No permitas que el dolor de espalda controle tu vida! Con estos consejos y medidas preventivas, podrás mantener tu columna vertebral saludable y disfrutar de una vida sin molestias. Recuerda que es importante buscar ayuda profesional si el dolor persiste o afecta significativamente tu calidad de vida. ¡Recupera tu bienestar y vive sin limitaciones!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *