Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Pocos dolores son tan molestos como el dolor de muelas. La imagen de una persona con la mejilla inflamada y el gesto apesadumbrado es típica para representar este tipo de dolor, pero aquellos que lo han experimentado saben que va mucho más allá. Es desesperante, intenso y agudo. En este artículo, te ofreceremos información práctica y clara sobre qué hacer si tienes dolor de muelas, cómo aliviarlo y desmentiremos algunos mitos que circulan alrededor de esta dolencia.

1. Acude a tu odontólogo

Si tienes dolor de muelas, es importante que consultes a un especialista. El dolor es un indicio de que algo no funciona bien, puede haber inflamación, infección u otro problema más grave. No lo pienses dos veces, llama a tu dentista. Dejarlo pasar solo empeorará la situación, al igual que ocurre con los dolores de cabeza.

2. No te automediques, pero calma tu dolor mientras esperas

Es tentador recetarnos medicamentos para aliviar el dolor, pero es importante evitar la automedicación. Consulta a tu odontólogo, médico de cabecera, enfermero o farmacéutico antes de tomar cualquier cosa. Entre los medicamentos que podrían aliviar el dolor se encuentran el ibuprofeno y el paracetamol, pero es crucial no abusar de ellos. Los antibióticos también pueden ser necesarios en ciertos casos, pero nunca los tomes sin receta médica. Los sprays anestésicos pueden ser una solución temporal, pero no los uses en exceso.

3. Cuidado con los remedios caseros

Algunos remedios caseros pueden aliviar el dolor de muelas, pero es importante distinguir entre los que funcionan y los que son simples patrañas. Aplicar frío, enjuagues de agua con sal, aceite de clavo y menta son algunas opciones que podrían ayudar. Sin embargo, es importante desterrar los mitos como la aspirina machacada, el agua oxigenada, los dientes de ajo, jengibre, pepino y perejil, así como el whisky y los enjuagues de whisky.

4. Valora todas las opciones antes de la extracción

La extracción de la muela puede ser una solución, pero es importante considerar todas las alternativas antes de llegar a ese punto. La tendencia actual es conservar el mayor número de piezas dentales posible. Cada pieza cumple una función importante en nuestra boca y mandíbula, por lo que prescindir de una puede desequilibrar todo el sistema.

5. Ten paciencia, el dolor de muelas tiene fin

Aunque parezca difícil de creer en los momentos de mayor dolor, el dolor de muelas tiene fin. Recuerda esto en los momentos más difíciles y mantén la esperanza de que pronto dejará de dolerte.

6. Cuida tu boca, cuida tu higiene

Para prevenir infecciones y dolores, es fundamental mantener una buena higiene bucal. Cepíllate los dientes al menos tres veces al día con pasta fluorada, utiliza cinta dental, limpia con cuidado los espacios interdentales y reduce el consumo de azúcar.

Si te duele una muela, no lo dudes, llama a tu dentista. Solo de esta manera podrás identificar y solucionar el problema. Mientras tanto, ten paciencia y prueba algunos de los métodos mencionados para aliviar el dolor. ¡Pronto dejará de dolerte!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *