Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor crónico puede convertirse en un gran impedimento para llevar a cabo nuestras tareas diarias. No solo es un síntoma de distintas enfermedades, sino que también puede afectar nuestra salud a largo plazo, generando complicaciones físicas y emocionales como la depresión, la ansiedad y los problemas para dormir.

Cuando el dolor dura más de seis meses, dificulta nuestro desempeño en el trabajo y en las labores del hogar. Incluso puede afectar nuestras relaciones sociales. Cuanto más intenso sea el dolor, más limitaciones tendremos para realizar nuestras actividades rutinarias.

Algunas de las patologías más comunes asociadas al dolor son:

  • Fibromialgia: un trastorno caracterizado por dolor en los músculos y huesos, acompañado de fatiga, problemas de sueño, falta de memoria y cambios en el estado de ánimo. Afecta principalmente a mujeres.
  • Artritis y artrosis: la inflamación de las articulaciones y la destrucción del cartílago en las articulaciones, respectivamente. Factores de riesgo incluyen antecedentes familiares, edad avanzada, sexo femenino, lesiones articulares previas y obesidad.
  • Migrañas: dolores intensos en la cabeza, acompañados de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz o al ruido. Factores genéticos, físicos, hormonales, alimenticios, medicamentosos y ambientales pueden desencadenarlas. Afectan principalmente a mujeres.
  • Dolores en la espalda: causados por presión muscular, malos movimientos, hernias de disco, artritis, escoliosis u osteoporosis. Suelen afectar a personas mayores, sedentarias, obesas o que cargan objetos pesados.

Tratamientos para el dolor crónico

El tratamiento del dolor es complejo y varía según cada paciente. Factores como la genética, el diagnóstico médico y la edad influyen en el enfoque terapéutico. Sin embargo, acudir al médico es el primer paso para identificar las causas del dolor y recibir un tratamiento adecuado.

Usualmente, se recomienda el uso de analgésicos o terapias físicas como la acupuntura. También existen métodos más novedosos como la ozonoterapia y el Tratamiento de Oxígeno Hiperbárico.

¿Qué es la Terapia de Oxígeno Hiperbárico?

La Terapia de Oxígeno Hiperbárico es un tratamiento médico no invasivo que consiste en recibir oxígeno a altas concentraciones bajo una presión superior a la atmosférica normal. Se realiza en una cámara hiperbárica y debe ser indicado por un médico.

Este tratamiento está indicado para diversas patologías que cursan con dolor, como la fibromialgia, las heridas de cicatrización lenta, las lesiones medulares, los dolores lumbares, el síndrome de dolor regional complejo y el síndrome de dolor miofascial, las migrañas y la enfermedad vascular periférica. Además, debido a su mecanismo de acción, puede utilizarse para tratar todo tipo de dolor relacionado con la inflamación.

Beneficios de la Terapia de Oxigenación Hiperbárica

La Terapia de Oxigenación Hiperbárica tiene múltiples beneficios para el alivio del dolor:

  • Reduce el dolor neuropático y permite disminuir la dosis de analgésicos.
  • Tiene un efecto antiinflamatorio que contribuye a la disminución de la inflamación en diversas patologías.
  • Promueve la cicatrización de heridas, acelerando el proceso de curación.
  • Disminuye el riesgo de infecciones en heridas.
  • En pacientes oncológicos, reduce la inflamación y el dolor causados por la radiación.

Estudios han demostrado que la Terapia de Oxígeno Hiperbárico mejora el flujo sanguíneo cerebral y disminuye la falta de oxígeno en los músculos de los puntos sensibles en pacientes con fibromialgia. Además, se ha comprobado que este tratamiento logra reducir de manera significativa los puntos de dolor en pacientes con fibromialgia y migrañas.

En conclusión, la Terapia de Oxigenación Hiperbárica es una herramienta no invasiva que puede ser incorporada en el tratamiento de diversas patologías que cursan con dolor. Sus beneficios incluyen el alivio del dolor neuropático, la reducción de la inflamación y la regeneración de los tejidos dañados. Consulta con tu médico para saber si este tratamiento puede ser adecuado para ti y despídete del dolor de una vez por todas.

Asesoró: Dra. Mariana Cannellotto- Directora Médica de BioBarica. (MN 108482)

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *