Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

En este artículo vamos a profundizar en los diferentes tipos de dolor lumbar y de espalda, y cómo identificarlos para poder aplicar el tratamiento adecuado. Si sufres de dolor en la parte baja de la espalda, es importante conocer la causa de tu dolor para poder abordarlo de manera efectiva.

Este tipo de dolor se localiza en la columna lumbar y se describe como una sensación de quemazón, pinchazo o agujas. Se manifiesta al final del día, al levantarse o al realizar movimientos de giro. También puede haber rigidez matutina de 10 a 30 minutos. Los síntomas pueden extenderse hasta la rodilla y el tobillo, e incluso hacia la zona abdominal. Los test diagnósticos para este tipo de dolor son positivos.

Dolor de tipo facetario

El dolor facetario se origina en las facetas articulares de las vértebras. A diferencia del dolor discogénico, este dolor no se presenta en la columna lumbar, sino que se refiere hacia otras zonas como la región glútea. No se presentan síntomas radiculares y el dolor se reproduce al realizar movimientos que comprimen las facetas. Al contrario que el dolor discogénico, este dolor se alivia en posiciones de flexión de la columna.

Dolor de tipo sacroilíaco

Este tipo de dolor se localiza en la articulación sacroilíaca, que une el sacro con los huesos coxales de la pelvis. El dolor se presenta en la zona glútea y en el miembro inferior, y es unilateral. Se produce al pasar de sentado a de pie. El diagnóstico se basa en una serie de tests que reproducen el dolor en al menos tres de ellos.

Dolor asociado a inestabilidad vertebral

Este tipo de dolor se encuentra centrado en la columna lumbar y se describe como una sensación de quedarse "agarrotado" o "bloqueado". El paciente tiene dificultades para volver a la posición erguida al inclinarse hacia delante. Se observa una elevación del tono muscular de los músculos paravertebrales superficiales, asociada a una debilidad o déficit de activación de los músculos profundos. Los tests que evalúan la afectación nerviosa son negativos.

Dolor asociado al músculo piriforme o síndrome del piriforme

El músculo piriforme se encuentra en la pelvis y puede causar dolor en la zona glútea. El dolor empeora al estar sentado y se reproduce al poner en tensión este músculo. No se presentan déficits neurológicos como en otros dolores asociados a la ciática y la hernia discal.

Dolor asociado a puntos gatillo miofasciales o síndrome de dolor miofascial

Este tipo de dolor puede originarse en diferentes músculos de la columna, la pelvis o la cadera. Se caracteriza por dolor local a la palpación del punto gatillo y dolor referido en zonas cercanas o más lejanas al punto gatillo. También se presenta una limitación dolorosa al movimiento de estiramiento del músculo.

En resumen, es importante identificar el tipo de dolor lumbar que se está experimentando para poder aplicar el tratamiento adecuado. En el Centro Médico y de Rehabilitación Premium Madrid contamos con un equipo de profesionales especializados en diferentes áreas de la fisioterapia que trabajarán en conjunto para ofrecerte el mejor tratamiento y ayudarte a recuperarte. ¡No dudes en contactarnos para obtener más información!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *