Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Siempre que sentimos malestar, dolor de cabeza, muscular o síntomas gripales, buscamos alivio en los medicamentos más comunes como el ibuprofeno y el paracetamol. Sin embargo, ¿sabías que cada uno de ellos tiene indicaciones específicas y es importante conocer cuál es el más adecuado según la afección que tengas?

Tanto el ibuprofeno como el paracetamol son medicamentos analgésicos, pero cada uno tiene un perfil de acción diferente. El ibuprofeno es más antiinflamatorio, mientras que el paracetamol es más antipirético. Esto significa que el ibuprofeno es más efectivo para reducir la inflamación, mientras que el paracetamol es mejor para reducir la fiebre.

Un estudio realizado concluyó que ninguno de los medicamentos sería eficaz para todos los dolores, sino que ambos son necesarios. Por lo tanto, es importante conocer en qué situaciones es más adecuado utilizar uno u otro.

Cuándo utilizar ibuprofeno

El ibuprofeno se puede utilizar en niños, adolescentes y adultos en función de la dosis. Tiene indicaciones aprobadas para el tratamiento de procesos reumáticos, lesiones de tejidos blandos, dolores musculares, cefalea, dismenorrea primaria y el tratamiento sintomático de la fiebre.

Se recomienda utilizar el ibuprofeno de manera correcta, empleando la dosis eficaz más baja durante el menor tiempo posible para controlar los síntomas. En adultos y adolescentes a partir de 12 años, se pueden usar tomas de 400 mg cada 6-8 horas, no superando los 1200 mg al día.

Es importante tener en cuenta que el ibuprofeno puede tener efectos adversos si se utiliza en dosis elevadas y prolongadas en el tiempo sin prescripción médica.

Cuándo utilizar paracetamol

El paracetamol también se puede utilizar en niños, adolescentes y adultos en función de la dosis. Su uso está indicado para el tratamiento sintomático del dolor de intensidad moderada.

Se recomienda evitar el uso de dosis altas de paracetamol durante periodos prolongados de tiempo, ya que puede aumentar el riesgo de daño hepático. Además, es importante tener precaución en personas con otros problemas de salud o que utilizan otros medicamentos, ya que esto puede afectar la eficacia del paracetamol.

Si utilizas paracetamol y el dolor persiste durante más de 5 días, la fiebre durante más de 3 días o aparecen otros síntomas, es necesario evaluar la situación clínica.

Conclusión

Tanto el ibuprofeno como el paracetamol son medicamentos analgésicos seguros cuando se utilizan en las dosis recomendadas. Sin embargo, es importante conocer las diferencias entre ellos y utilizar el más adecuado según la sintomatología y el origen de las afecciones.

Recuerda siempre seguir las indicaciones de dosificación y consultar a un profesional de la salud si tienes alguna duda o si los síntomas persisten.

¡No te automediques y cuida tu salud de manera responsable!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *