Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El cáncer de cuello uterino es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en las mujeres de todo el mundo. Según las estimaciones, en el año 2020 se registraron 604,000 nuevos casos y 342,000 muertes debido a esta enfermedad. Lo más alarmante es que las tasas más altas de incidencia y mortalidad se encuentran en los países de ingreso bajo y mediano, lo que refleja grandes desigualdades en el acceso a servicios de prevención y tratamiento.

El origen y las causas

El cáncer de cuello uterino tiene su origen en una infección persistente por el virus del papiloma humano (VPH). Es importante destacar que las mujeres con VIH tienen seis veces más probabilidades de padecer esta enfermedad. Además, se estima que el 5% de todos los casos de cáncer de cuello uterino son atribuibles al VIH.

La importancia de la prevención

La buena noticia es que la vacunación contra el VPH y el cribado y tratamiento de las lesiones precancerosas son altamente efectivos para prevenir el cáncer de cuello uterino. La vacunación debe realizarse en niñas de entre 9 y 14 años, antes de que comiencen su vida sexual. Además, el cribado regular a partir de los 30 años permite detectar y tratar las lesiones precancerosas a tiempo.

Otras medidas de prevención

Además de la vacunación y el cribado, existen otras medidas importantes para prevenir la infección por VPH, como dejar de fumar, utilizar preservativos y la circuncisión masculina voluntaria. Estas acciones pueden reducir significativamente el riesgo de contraer el virus y, por lo tanto, el riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino.

La importancia del diagnóstico temprano

Si el cáncer de cuello uterino se diagnostica en una etapa temprana, tiene altas probabilidades de curación. Por eso es fundamental estar atentas a cualquier síntoma o preocupación y acudir al médico para realizar las pruebas necesarias. Algunos síntomas a tener en cuenta son el sangrado inusual, el flujo vaginal abundante o maloliente, el dolor persistente y la pérdida de peso inexplicada.

La respuesta de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido una estrategia global para la eliminación del cáncer de cuello uterino como problema de salud pública. Esta estrategia incluye metas como la vacunación del 90% de las niñas, el cribado del 70% de las mujeres y el tratamiento del 90% de las lesiones precancerosas y los casos de cáncer invasivo. Se estima que si se alcanzan estas metas, se podrían evitar 74 millones de nuevos casos y 62 millones de muertes por cáncer de cuello uterino.

En conclusión, el cáncer de cuello uterino es una enfermedad que afecta a mujeres de todo el mundo, pero con medidas de prevención y detección temprana, podemos combatirla eficazmente. La vacunación, el cribado y el tratamiento adecuado son fundamentales para prevenir y curar esta enfermedad. ¡No esperes más y toma acción para proteger tu salud!

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *