Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Si el dolor en tus talones te hace cojear, no te preocupes, ¡tenemos la solución para ti! En la mayoría de los casos, necesitarás buscar la ayuda de un médico, pero también existen algunos remedios caseros que pueden ayudarte a disminuir el dolor mientras tu talón se está curando. ¡Descubre cómo hacerlo!

La cúrcuma, también conocida como azafrán de las Indias o turmeric, es una hierba que puede aliviar la rigidez y el dolor en los talones. Según el Dr. Steven Subotnick, podiatra y naturópata, puedes tomar cápsulas de cúrcuma siguiendo la dosis recomendada en la etiqueta del producto. ¡No te pierdas los beneficios de esta hierba!

Boswella: Una cura ayurvédica para calmar la inflamación

La boswella es una hierba utilizada en la Ayurveda, un sistema ancestral de curación natural de la India, que puede calmar la inflamación y el dolor. El Dr. Subotnick recomienda el producto llamado Inflavonoid Intensive Care, fabricado por Metagenics, que contiene boswellia, cúrcuma y otras hierbas y nutrientes antiinflamatorios. ¡Descubre cómo esta hierba puede ayudarte!

Estiramientos: La clave para prevenir el dolor en los talones

Muchas veces, los músculos tensos de las pantorrillas pueden ser la causa oculta del dolor en los talones. Si estos músculos no pueden absorber los golpes constantes que uno se da al correr o hacer ejercicio de alto impacto, la fuerza entera del golpe se va a los talones. Por eso, es importante realizar estiramientos para prevenir y curar el dolor.

Un ejercicio sencillo que puedes hacer es pararte en el último peldaño de una escalera o en un banquillo para hacer step aerobics. Apóyate en el barandal o algún otro objeto estacionario para mantener el equilibrio. Da un paso hacia atrás y baja los talones por el borde del peldaño lo más que puedas con comodidad, para estirar bien tus pantorrillas y talones. Luego, párate de puntas y vuelve a bajar los talones. Repite esto 20 o 30 veces. Realiza este ejercicio una vez al día y verás cómo tus músculos se fortalecen y el dolor en tus talones disminuye.

Recuerda que estos remedios caseros pueden ser una opción complementaria, pero siempre es importante buscar la ayuda de un médico para un diagnóstico adecuado. Si el dolor persiste o empeora, no dudes en acudir a un especialista.

¡No dejes que el dolor en tus talones te detenga! Prueba estos remedios caseros y disfruta de una vida activa sin molestias. Para más información sobre cuidado de los pies y cómo prevenir y tratar el dolor en los talones, visita Barcelona Quiropráctica.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *