Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Seguro que en algún momento de tu vida has sufrido dolor de espalda. ¡No estás solo! El 80% de la población también ha experimentado esta molestia en algún momento. Pero, ¿sabías que el dolor de espalda puede ser más que una simple incomodidad?

¿Qué es el dolor lumbar?

El dolor lumbar es el dolor que aparece en la zona baja de la espalda y puede estar causado por diferentes estructuras de la columna vertebral, como ligamentos, músculos, discos intervertebrales y vértebras. Si bien la mayoría de las veces este dolor desaparece en pocas semanas, en ocasiones puede ser un síntoma de una patología más grave.

¿Cuáles son las causas del dolor lumbar?

El dolor lumbar puede tener diversas causas, como una distensión muscular causada por levantar peso de manera incorrecta o realizar movimientos bruscos. También puede ser causado por una lumbociática, que es un pinzamiento del nervio ciático, generalmente debido a una hernia discal o una estenosis de canal.

¿Qué hacer si el dolor lumbar persiste?

Si el dolor lumbar no desaparece después de unas semanas, es importante buscar las causas subyacentes. Una distensión muscular puede curarse por sí sola, pero si no se controla desde el principio, puede provocar un desequilibrio muscular y convertirse en un dolor crónico. Por otro lado, si el dolor está asociado a una lumbociática, puede ser necesario buscar tratamiento especializado.

Tratamientos conservadores para el dolor lumbar

Existen diferentes opciones de tratamiento conservador para aliviar el dolor lumbar. Estas incluyen el uso de medicación, como paracetamol o antiinflamatorios, fisioterapia para liberar la tensión muscular, el uso de fajas para mayor soporte durante actividades físicas y el ejercicio, que ha demostrado ser el tratamiento más efectivo para fortalecer los músculos y mejorar la postura.

¿Cuándo considerar la cirugía?

En la mayoría de los casos, la cirugía no es necesaria para tratar el dolor lumbar, ya que suele ser temporal y benigno. Sin embargo, si el dolor es crónico y no responde a los tratamientos conservadores, si hay problemas neurológicos asociados o si se confirma una hernia discal o estenosis de canal, puede ser necesario recurrir a la cirugía. En estos casos, la cirugía endoscópica es una opción mínimamente invasiva que ofrece una rápida recuperación y menos complicaciones postquirúrgicas.

Ventajas de la cirugía endoscópica

La cirugía endoscópica ofrece varias ventajas en el tratamiento del dolor lumbar. Permite una recuperación inmediata, con desaparición del dolor en pocas horas después de la operación. Además, al ser mínimamente invasiva, tiene menos complicaciones postquirúrgicas y requiere una anestesia más corta. También permite restablecer la movilidad y evita la necesidad de baja laboral. Con una intervención de apenas 90 minutos, podrás decir adiós a tus dolores y recuperar tu ritmo de vida normal en pocas semanas.

¡No sufras más por el dolor de espalda! Si estás buscando una solución definitiva, no dudes en contactar con el Dr. Lizón y su equipo de la Unidad de Acompañamiento al Paciente. Ellos te ayudarán a resolver todas tus dudas y te acompañarán durante todo el proceso para que puedas decir adiós al dolor lumbar de una vez por todas.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *