Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Durante nuestra vida, todos hemos pasado por episodios de dolor debido a diversas afecciones. Desde cólicos hasta dolores de muelas, hemos experimentado diferentes niveles de intensidad. Pero, ¿cuál es el peor dolor que podemos sufrir? Expertos internacionales en dolor han investigado este tema y han llegado a conclusiones sorprendentes.

Neuralgia del trigémino: el peor dolor humano según David C. Yeomans

Según David C. Yeomans, especialista en Anestesiología, Perioperatorio y Medicina del Dolor de la Universidad de Stanford, el peor dolor que puede sufrir un ser humano es el provocado por la neuralgia del trigémino. Este dolor se produce cuando un vaso sanguíneo se dilata y empuja el nervio trigémino, encargado de transmitir la información de los dolores en la cara. Este tipo de dolor suele manifestarse en un lado de la cara y dura solo unos minutos. El tratamiento puede ser mediante cirugía o con medicamentos como el tegratol, aunque este último tiene efectos secundarios relevantes.

Lesiones traumáticas y dolor neuropático: el peor dolor según Theodore Price

Theodore Price, investigador principal del Grupo de Investigación de Neurobiología PAIN y Profesor de Ciencias del Cerebro y del Comportamiento en la Universidad de Texas, asegura que el peor dolor suele ser el que se da después de lesiones traumáticas, como accidentes o roturas de extremidades. Este tipo de dolor puede prolongarse en el tiempo, incluso después de que la lesión se haya curado. Especialmente dolorosa es la lesión que provoca el aplastamiento de un nervio, causando dolor neuropático. También destaca el dolor que experimentan los pacientes con cáncer que han recibido quimioterapia en las extremidades.

Fibromialgia y dolores sin diagnóstico: el peor dolor según Mohab Ibrahim

Mohab Ibrahim, profesor Asociado de Anestesiología y Farmacología y director de la Clínica del Dolor Crónico de la Universidad de Arizona, agrupa en este grupo los dolores que no se pueden controlar y cumplen ciertos criterios. Especialmente dolorosos son los que entran en la categoría de la fibromialgia. También destaca que el peor dolor siempre será aquel que no tenga un diagnóstico conocido, ya que la psicología juega un papel fundamental en el dolor.

El dolor es subjetivo: la importancia de las variables individuales según Steven Harte

Steven Harte, director de Ciencia Sensorial en el Centro de Investigación del Dolor Crónico y la Fatiga de la Universidad de Michigan en Ann Arbor, destaca que el dolor es subjetivo y depende de variables como la genética, el funcionamiento del sistema nervioso, el historial de consumo de drogas y las experiencias dolorosas previas, así como las expectativas sociales y culturales. Aunque establece un listado con algunos de los dolores más intensos, como el parto, los accidentes traumáticos, el dolor crónico durante años, la artritis o el daño nervioso, enfatiza que cada persona puede interpretar el dolor de manera diferente.

El peor dolor: una experiencia personal

En última instancia, el peor dolor que podemos experimentar depende de cada individuo y de cómo lo interprete nuestro cerebro. Un ejemplo sorprendente es el caso de un buzo de la Marina de Australia que fue mordido por un tiburón y no sintió dolor hasta que se dio cuenta de lo que estaba sucediendo. Además, el dolor crónico, los dolores agudos como los de un hueso roto, un parto o un postoperatorio, también pueden considerarse los peores dolores según diferentes expertos.

En conclusión, el peor dolor que puede sufrir un ser humano puede variar según la condición médica, las experiencias previas y las características individuales. El dolor es una experiencia subjetiva y compleja, y su intensidad puede ser influenciada por múltiples factores.

Artículos recomendados

Deja un comentario