Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Durante el verano en España, los talones suelen resecarse más de la cuenta provocando molestas grietas en la piel debido a la sequedad. En estos casos, hay que empezar a nutrir la piel para que se mantenga lo más elástica posible y evite roturas indeseadas. De hecho, es conveniente que sepas que la hidratación es el factor clave para poseer unos talones en buen estado.

Seguramente has notado algunos parches de color rojo y escamosos sobre tu piel seca. De hecho, estos parches provocan dolores, picores e incluso sangrado del pie en alguna de las grietas más profundas.

A continuación, te dejamos algunas de las causas que provocan talones agrietados:

  • Estar de pie durante muchas horas seguidas.
  • Ponerse zapatos de suela dura o que se encuentren abiertos por su lado posterior.
  • Llevar zapatos de una talla equivocada o de un tejido inapropiado que impida la circulación del aire.
  • Ser obeso o tener sobrepeso.
  • Introducir los talones de forma prolongada dentro del agua.
  • Vivir o trabajar en un lugar donde haya humedad extrema en el ambiente.
  • Poseer alguna de las siguientes enfermedades; eccemas, dermatitis, pie de atleta, psoriasis y diabetes.

¿Cómo recuperar la salud de tus talones?

A continuación, te mostramos algunos remedios caseros que influyen en la recuperación y reconstrucción de la piel de tus talones.

Baño de pies con piedras pómez

En este caso lo que la piedra pómez realiza es una exfoliación de la zona que ha quedado reseca. De esta forma, no habrá pieles muertas, ni sequedad, ni durezas. Del mismo modo, cabe destacar que, si quieres que tus pies queden suaves, deberás realizar un baño de 15 minutos con agua y sal gruesa.

Si lo deseas, es recomendable echar unas gotas de aceite esencial de lavanda e introducir los pies en el agua durante 20 minutos. Pasado este tiempo, se debe exfoliar la zona, mientras la piel de los pies siga estando húmeda. Para ello, necesitarás una piedra pómez que pasarás sobre los talones con movimientos circulares. ¡Verás que sedosos quedan!

Una vez hecho esto, seca la zona e introduce los pies en el agua durante 10 minutos. Cuando los saques del agua, bastará con que los seques con una toalla y los protejas con alguna crema hidratante. Sin embargo, si no dispones de crema hidratante puedes utilizar aceites corporales.

Aceites corporales para hidratar los talones

A continuación, te dejamos una lista con los aceites más eficientes del mercado:

  • Aceite de oliva: es muy nutritivo e hidratante. De hecho, regenera la piel dañada en muy poco tiempo.
  • Aceite de coco: este aceite es rico en vitamina E y vitamina K y se utiliza cuando se desea una hidratación profunda.
  • Aceite de aguacate: este tipo de aceite es muy regenerativo. No obstante, también hidrata y protege tu piel dejándola suave desde el primer día.

Para la aplicación de estos aceites es recomendable utilizar unos calcetines gruesos y dormir con ellos para que los aceites actúen adecuadamente durante toda la noche. Del mismo modo, por la mañana deberás lavar tus pies con agua tibia y aplicar una crema hidratante.

Propiedades curativas de la miel para las grietas de tus talones

Si buscas una sustancia natural con la que curar las grietas de tus talones, puedes utilizar la miel de las abejas. En este caso, la naturaleza es muy sabia y nos ofrece remedios naturales increíbles.

En el caso de la miel, la podrás utilizar de esta forma:

  • Cubre los pies con ella y coloca calcetines gruesos para que durante la noche los pies queden completamente hidratados. Eso sí, para limpiar los pies, inevitablemente tendrás que darte una ducha.
  • Colocar 250 ml de miel en un barreño con 6 litros de agua y remover hasta que la miel se haya disuelto por completo. Después, introduce los pies con los talones agrietados en el barreño donde está la mezcla y deja que reposen durante 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, limpia la piel muerta y finaliza como en el apartado del baño de pies con piedra pómez.

Otros remedios caseros para regenerar los talones agrietados

A continuación, te dejamos algunos de los remedios caseros más utilizados en la regeneración de los talones agrietados.

Mascarilla de plátano y aguacate

Para aplicar este método, basta con que mezcles a partes iguales el aguacate con el plátano y una vez que lo hayas triturado puedes cubrir ambos talones con ellos. Seguidamente envuelve tus pies con papel film y deja que se queden reposando durante 15 minutos. Pasado este tiempo retira el film y lava los pies con agua caliente.

Manteca de karité y agua de rosas

En este caso, debes mezclar dos cucharadas de manteca de karité con medio vaso de agua de rosas. Sabrás si lo has hecho bien cuando la textura se vuelva cremosa. Entonces será el momento de masajear tus pies con ella y colocar unos calcetines gruesos para que tus pies se hidraten durante toda la noche.

Ahora que ya conoces estos remedios caseros, ¡no esperes más para probarlos y recuperar la salud de tus talones! Recuerda que cuidar tus pies es fundamental para disfrutar de una vida activa sin molestias. Aquí encontrarás más información sobre cómo cuidar tus pies y evitar dolencias.

Artículos recomendados

Deja un comentario