Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor de espalda es una de las afecciones más comunes en la actualidad, afectando a personas de todas las edades. Ya sea por pasar largos períodos de tiempo sentados, por malos gestos o por la práctica intensa de ejercicio físico, el dolor de espalda puede manifestarse de diferentes maneras y tener causas variadas.

Distensión o esquince

Las distensiones y los esguinces son las causas más comunes del dolor de espalda, especialmente en la zona lumbar. Estas lesiones pueden ocurrir debido a una caída, una lesión deportiva o esfuerzo repetitivo. Los síntomas incluyen dolor generalizado, rigidez muscular y reducción del rango de movimiento.

Protuberancia o hernia discal

Los discos intervertebrales pueden desgastarse con el tiempo, lo que puede llevar a una hernia discal. Esta condición causa dolor agudo en la parte baja de la espalda, las nalgas, la ingle o las piernas. También puede causar debilidad muscular, entumecimiento y hormigueo.

Osteoartritis o artrosis

La artrosis de columna es una forma de artritis que causa dolor sordo o punzante en la espalda. También se asocia con rigidez articular y reducción de la amplitud del movimiento. Con el tiempo, pueden desarrollarse crecimientos óseos que comprimen las raíces nerviosas cercanas.

Ciática

La ciática se caracteriza por un dolor punzante que se extiende desde la parte baja de la espalda hasta la pierna. Puede ser causada por una rotura de disco cervical, un espolón óseo o una lesión en la pelvis, la nalga o el muslo. Otros síntomas incluyen hormigueo, entumecimiento y debilidad muscular.

Estenosis espinal / vertebral

A medida que envejecemos, el canal espinal puede estrecharse, lo que se conoce como estenosis espinal. Esto puede causar dolores de espalda en la parte baja y las nalgas, así como debilidad muscular, entumecimiento y hormigueo. La estenosis espinal puede ser causada por la escoliosis, la enfermedad ósea de Paget y los traumatismos espinales.

Espondilolisis y espondilolistesis

La espondilolisis es una fractura por estrés en uno de los huesos de la columna vertebral, que puede ser causada por deportes que someten a la espalda baja a esfuerzos repetidos. Si la fractura debilita demasiado la columna vertebral, puede dar lugar a una enfermedad llamada espondilolistesis. Los síntomas incluyen dolor y rigidez, así como hormigueo y debilidad si el nervio está pellizcado.

Osteoporosis

La osteoporosis es el adelgazamiento y debilitamiento de los huesos, y puede causar fracturas por compresión en la columna vertebral. El dolor de espalda asociado a la osteoporosis puede ser sordo o agudo y empeorar con el movimiento.

Escoliosis

La escoliosis es una curvatura o torsión anormal de la columna vertebral. Puede causar dolor crónico de espalda o cuello, así como una reducción de la amplitud de movimiento. En casos graves, puede dificultar la respiración.

Diagnóstico y tratamiento del dolor de espalda

El diagnóstico del dolor de espalda comienza con una revisión médica y un examen físico. Se pueden realizar pruebas de laboratorio y de imagen para explorar las posibles causas. El tratamiento del dolor de espalda puede incluir reposo, aplicación de hielo o calor, medicamentos, fisioterapia y cirugía en casos graves.

Prevención del dolor de espalda

Para prevenir el dolor de espalda, es importante mantener un peso saludable, hacer ejercicio regularmente con actividades de bajo impacto, practicar una buena postura y mecánica corporal, dormir en una cama que brinde un buen apoyo a la columna vertebral y dejar de fumar.

¡No dejes que el dolor de espalda te detenga! Sigue estos consejos y disfruta de una vida sin molestias. Recuerda siempre consultar a un profesional médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *