Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El cansancio extremo es uno de los síntomas más comunes del lupus, afectando entre el 50% y el 90% de las personas que padecen esta enfermedad. El cansancio intenso asociado al lupus puede ser causado por diversos factores, como la evolución de la enfermedad, trastornos de ansiedad o del sueño, carencia de vitamina D y falta de actividad física. Aunque los científicos aún debaten si existe una relación directa entre el cansancio y la enfermedad en sí misma o los tratamientos utilizados, es evidente que el cansancio puede afectar considerablemente la calidad de vida del paciente.

Erupción malar: una señal característica del lupus

Alrededor del 50% de las personas con lupus experimenta una erupción malar característica, también conocida como erupción en forma de mariposa. Esta erupción roja puede aparecer en las mejillas y el puente nasal, y suele ser dolorosa o pruriginosa. Además, las erupciones pueden aparecer en otras áreas del cuerpo cuando se exponen a la luz solar, ya que muchas personas con lupus presentan sensibilidad a la luz solar. Algunas personas consideran que la aparición de esta erupción es una señal de un posible brote de la enfermedad.

Dolor e inflamación de articulaciones: una consecuencia común del lupus

Hasta el 90% de las personas con lupus desarrollarán artritis, que se caracteriza por la inflamación o hinchazón del revestimiento de las articulaciones. Los síntomas más comunes de la artritis en el lupus son la rigidez y el dolor articular, especialmente en las manos y las muñecas. Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer, y el dolor y la rigidez suelen ser peores por la mañana. Además, algunos pacientes pueden experimentar dolor en las articulaciones sin presentar inflamación ni sensibilidad, conocido como artralgia.

Fiebre sin causa aparente: un síntoma frecuente en el lupus

La mayoría de las personas con lupus eritematoso sistémico (LES) experimentan fiebre sin causa aparente, con una temperatura de más de 37,8 °C (100 °F). Para aliviar este síntoma, los médicos suelen recomendar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o paracetamol.

Complicaciones potenciales del lupus

El lupus puede conllevar diversas complicaciones que afectan diferentes órganos y sistemas del cuerpo. Algunas de estas complicaciones incluyen:

Riesgos en el embarazo

El embarazo en mujeres con lupus se considera de alto riesgo, aunque la mayoría de las mujeres con lupus leve a moderado pueden tener bebés sanos sin complicaciones. Sin embargo, algunas mujeres pueden experimentar un brote leve a moderado durante o después del embarazo, y aquellas que toman corticosteroides tienen más probabilidades de presentar complicaciones como presión arterial alta, diabetes y complicaciones en los riñones.

Enfermedad cardíaca

En algunos pacientes con lupus, la inflamación puede afectar al corazón y sus membranas, causando dolor en el pecho u otros síntomas. Además, el lupus aumenta el riesgo de ateroesclerosis, conocida como el "endurecimiento de las arterias".

Problemas renales

La inflamación de los riñones, conocida como nefritis, es común en los pacientes con lupus. Esto puede causar dificultad para eliminar residuos y toxinas del cuerpo, y en algunos casos, puede manifestarse a través de orina de color oscuro e inflamación alrededor de los ojos, las piernas, los tobillos o los dedos.

Diabetes

Los pacientes con lupus tienen un mayor riesgo de presentar resistencia a la insulina y diabetes, debido a los tratamientos con corticosteroides que pueden interferir con la producción de insulina. Esto aumenta el riesgo de complicaciones como neuropatía e insuficiencia renal.

Problemas en los pulmones

Algunas personas con lupus pueden experimentar pleuritis, una inflamación del revestimiento de la cavidad torácica, lo que causa dolor en el pecho y dificultad para respirar. Además, los pacientes con lupus pueden tener predisposición a la neumonía.

Disfunción neurológica

El lupus puede afectar al cerebro o al sistema nervioso central, causando síntomas como dolores de cabeza, mareos, depresión, alteración de la memoria, problemas de la vista, convulsiones, accidente cerebrovascular o cambios en la conducta.

Estas son solo algunas de las complicaciones potenciales del lupus, y es importante que los pacientes con esta enfermedad reciban un seguimiento médico adecuado para prevenir y tratar estas complicaciones de manera oportuna.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *