Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

El dolor en la zona de la cadera puede ser extremadamente incapacitante y afectar a personas de todas las edades. Esta articulación, que soporta el peso del cuerpo y tiene una gran movilidad, es propensa a sufrir dolores, desgaste y lesiones. En este artículo, te contaremos las razones más frecuentes por las que se manifiesta el dolor de cadera y cómo encontrar una solución.

La cadera se compone de los huesos iliacos, que se conectan en su parte posterior con el sacro. Esta estructura forma el cinturón pélvico, que alberga órganos importantes del cuerpo humano. Además, la articulación de la cadera se conforma entre la cavidad cotiloidea y la cabeza del fémur, lo que le brinda gran movilidad. Nuestros fisioterapeutas especializados pueden abordar las diferentes lesiones y patologías que se pueden desarrollar en esta articulación.

Movimientos de la articulación de la cadera

La articulación de la cadera permite realizar varios movimientos, como la flexión, extensión, aducción, abducción y rotación. Estos movimientos son fundamentales para la movilidad y funcionamiento adecuado de la cadera.

Las causas más comunes del dolor de cadera

El dolor de cadera puede tener diversas causas y variar en cada caso. Algunas de las razones más frecuentes incluyen:

Artrosis: El desgaste de las estructuras que amortiguan las cargas y protegen las superficies óseas puede provocar un dolor incapacitante en la cadera. Este desgaste se produce debido a los constantes movimientos repetitivos a lo largo de la vida.

Bursitis trocantérica: La fricción entre los tendones que se insertan en el fémur y la bursa puede causar inflamación y dolor en la zona lateral de la cadera.

Tendinitis: La inflamación de los tendones de los músculos que se insertan en la cadera, como los aductores, abdominales y isquiotibiales, puede provocar dolor al mover la zona y durante el reposo.

Síndrome del piramidal: La sobrecarga o debilidad del músculo piramidal puede causar dolor, hormigueo y adormecimiento en la zona de la cadera. A menudo, este síndrome se confunde con la ciática.

Osteoporosis: Esta enfermedad debilita los huesos y puede causar dolor en la cadera. Aunque no es exclusiva de esta articulación, puede ser un factor de riesgo para las fracturas de cadera.

Fracturas: Las fracturas de cadera son una de las principales causas de dolor en esta zona, especialmente en mujeres en la etapa de la menopausia.

Embarazo: Durante el embarazo, las mujeres pueden experimentar dolor en la cadera debido a cambios hormonales y malos hábitos posturales.

Pinzamientos de cadera: El roce inadecuado entre las superficies articulares de la cadera puede lesionar el cartílago y causar dolor e incluso artritis en adultos jóvenes.

Compresión nerviosa: La compresión del nervio ciático puede provocar dolor en la cadera que se irradia hacia la pierna y se acompaña de otros síntomas como adormecimiento y dificultad para mover el miembro afectado.

¿Qué hacer en caso de dolor de cadera?

Si experimentas dolor de cadera, es importante acudir a un médico de cabecera para una evaluación y valoración física. Además, un fisioterapeuta especializado puede realizar una exploración física exhaustiva y establecer un protocolo de rehabilitación para aliviar los síntomas y tratar la causa de base.

En FisioClinics Palma, ofrecemos atención fisioterapéutica personalizada y los servicios más innovadores para ayudarte a aliviar el dolor de cadera y mejorar tu calidad de vida.

¡No dejes que el dolor de cadera te detenga! Busca soluciones y recupera tu movilidad con la ayuda de profesionales especializados.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *